Moreno reclama al Gobierno que valore otro confinamiento total

La comunidad autónoma limitará la movilidad y pide adelantar a las 21:00 horas el toque de queda

Las alarmas han vuelto a saltar en el seno del Gobierno andaluz ante el avance galopante de la tercera ola de coronavirus. Tanto que el presidente de la Junta, Juanma Moreno, no dudó en reclamar al Gobierno central que valore otro confinamiento total de la población, como el decretado en el mes de marzo, para frenar el avance de la Covid-19. Así lo aseguró en una visita institucional al Ayuntamiento de Algeciras (Cádiz), donde confirmó que el viernes, en el marco de la reunión del comité asesor de alertas de salud pública de alto impacto, se limitará la movilidad en la comunidad autónoma.

Tres son los posibles escenarios: volver a cerrar perimetralmente los municipios y ciudades, la prohibición de pasar de una provincia a otra o restringir áreas sanitarias concretas, donde el virus tenga más incidencia. No obstante, esta última opción complicaría el control por parte de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

Estas medidas se suman a otra que deberá contar también con el visto bueno del Ejecutivo de Pedro Sánchez: adelantar el toque de queda a las 21:00 horas. Así lo expuso el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, en la reunión del Consejo Interterritorial de Salud, aunque «de momento» el departamento de Salvador Illa no ha dado luz verde a la misma. «Medidas como esta son necesarias porque estamos en una tercera ola que difiere en su virulencia con la primera y segunda», subrayó Aguirre, confiando en que el Ministerio de Sanidad «reconsidere la negativa».

El consejero pidió además que se priorice la vacunación de las personas mayores de 80 años en sus propios domicilios y que se trabaje en una estrategia marco para la toma de medidas de todas las comunidades «de la forma más cohesionada posible».

Previamente, Moreno expresó la «preocupación» de su Ejecutivo por el incremento «tan rápido» de contagios que se está produciendo en esta tercera ola, como no se había visto en la primera ni en la segunda. De hecho, se registró la cifra más elevada de nuevos positivos desde el inicio de la pandemia: 6.882. A este dato hay que sumar 35 fallecimientos. La tasa de incidencia alcanza los 360,2 casos por cada 100.00 habitantes en los últimos 14 días.

En cuanto a la presión asistencial, sigue aumentando con cifras que superan el centenar de pacientes por día. Hay 162 ingresados más con coronavirus, elevando el registro total a 1.697. De ellos, 284 se encuentran en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), 15 pacientes más que el día anterior.

Esta situación, abundó Moreno, está llevando a la Junta a «ir monitorizando y evaluando de manera diaria las decisiones» que va adoptando, porque «ya no se puede esperar 14 días para observar el efecto de las medidas como hasta ahora». En ese sentido, junto a las restricciones de movilidad, se tomarán medidas «más duras» para «la propia actividad económica», según lamentó, porque «es el único instrumento que tenemos ahora mismo» para hacer frente a esta multiplicación de contagios.

«Ya adelanto que previsiblemente el viernes le daremos un giro al grifo hacia cerrar la movilidad entre los propios ciudadanos andaluces», reconoció el presidente de la Junta, que vinculó esta evolución «explosiva» de la pandemia tanto al efecto de la Navidad, pese a que «la mayoría de andaluces ha sido muy responsable», como a «la variante británica de este virus».

El presidente andaluz ve con buenos ojos otro confinamiento total de la población y recordó que «países con maquinarias económicas y sistemas sanitarios muy poderosos», como Alemania, están recurriendo a esa medida, porque «la cepa británica está haciendo muchos estragos en Europa». Sin embargo, apuntó que esa decisión debería adoptarla, «si la considera oportuna, el Gobierno de la Nación», subrayando que es «la máxima decisión de todas las posibles» para restringir la movilidad. Pese a que la presión hospitalaria continúa aumentado en la región, la Junta no se plantea «ahora mismo» acciones como la instalación de hospitales de campaña «porque hay margen».

En la misma línea, el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, consideró «razonable» que tras la reunión del comité de expertos se reduzca la movilidad en la comunidad ante «la extrema preocupación» por el aumento «muy importante» de contagios y teniendo en cuenta que la nueva cepa británica del virus es un 70 por ciento más contagiosa. «La ocupación de las UCI es del nueve por ciento y la hospitalaria es del 13 por ciento», tranquilizó Marín, quien recordó que las obras en los hospitales han permitido ganar 800 camas. Más crítica se mostró la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, quien pidió a Moreno que «reaccione» después de que Andalucía haya registrado la cifra más alta de nuevos contagios. Junto a ello, advirtió de que «es una irresponsabilidad que pretenda esperar hasta el viernes para actualizar las medidas».