Las farmacias se ofrecen a vacunar y piden aumentar el envío de dosis

Recuerdan que en otros países como Francia, Reino Unido o Alemania «ya se está haciendo»

Un farmacéutico realiza una prueba serológica de coronavirus
Un farmacéutico realiza una prueba serológica de coronavirusRosa Veiga / Europa Press Europa Press

Aunque Andalucía mantiene un ritmo aceptable de vacunación contra la Covid-19 –ya ha administrado más de la mitad de las dosis de Pfizer recibidas–, cualquier ayuda es poca para acelerar un proceso sobre el que hay depositadas tantas esperanzas. Es por ello que las farmacias andaluzas se ofrecen para que sus profesionales pongan las vacunas en los casi 4.000 establecimientos de la comunidad autónoma. Así lo asegura a LA RAZÓN Antonio Mingorance, presidente del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, quien se une a las quejas de la Junta por las escasas dosis enviadas, lo que está lastrando la programación. «Todos hubiésemos querido estar ya vacunados, pero los plazos son los que son. Hay que seguir unos protocolos y la disponibilidad de las vacunas no es tan grande», subraya Mingorance, además de reconocer que «todas las administraciones están haciendo el esfuerzo necesario para que todos estemos vacunados cuanto antes».

Los farmacéuticos están perfectamente preparados para administrar las dosis en sus establecimientos. Es la idea que repite Mingorance ante posibles dudas de propios y extraños. «Siempre nos hemos ofrecido a la administración para este cometido, estamos a su disposición», insiste, al tiempo que recuerda que otros países como Francia, Reino Unido o Alemania ya están poniendo vacunas contra el coronavirus en las farmacias. No obstante, reconoce que la manipulación de las dosis es el aspecto más complicado, que podría solventarse con cursos de formación adecuados para garantizar la seguridad y la plena efectividad. «El farmacéutico es el experto en el medicamento y puede inyectar los viales sin problemas», remarca. Junto a ello, apunta que también podrían realizar la trazabilidad «en tiempo real» de las personas que son vacunadas.

En España hay 22.000 farmacias, 4.000 de ellas en Andalucía. Mingorance recurre a las matemáticas para reforzar su idea. Propone que cada farmacia vacune a cien personas al día, aproximadamente. El ritmo sería de 400.000 andaluces vacunados diariamente, 2.800.000 a la semana tan solo en estos establecimientos tan próximos a los ciudadanos. Pero advierte de que llegan pocas dosis y conseguir más «no depende de nosotros». «Nos topamos con una realidad que no podemos abordar. Descubrir la vacuna contra la Covid-19 ha sido un hito importantísimo, pero no menos importante es saber hacerla llegar a todo el mundo. Ahí está la clave». En este punto, valora la respuesta «rápida» que han dado los laboratorios para alumbrar la vacuna «en medio de una pandemia terrible». «Decían que se iba a tardar cinco u ocho años en descubrirla y se ha conseguido en un año. Tenemos que felicitarnos».

La pandemia también está afectando a la labor diaria de las farmacias. El presidente de la institución colegial apunta que los medicamentos vinculados a enfermedades crónicas se han venido dispensando con normalidad. Sí observa una disminución de casos de alergias, gripe e infecciones de garganta.

«En igualdad» tras el fin de las subastas

Recientemente, el Ejecutivo andaluz anunció el fin de la subasta de medicamentos. Un modelo controvertido cuya erradicación figuraba en el pacto de Gobierno de PP y Ciudadanos. Mingorance recuerda que «siempre hemos estado en contra de las subastas», mantenidas por los anteriores gobiernos socialistas. «No es una medida que beneficie a los farmacéuticos, sino a los andaluces en general, ya que pasamos a estar en igualdad de condiciones con el resto de españoles». En definitiva, «tenemos el mismo derecho a acceder a cualquier medicamento de la cartera básica de salud».