Educación niega que se vaya a implantar en Andalucía el llamado “pin parental”

Acuerda con Vox “implementar mecanismos” para que los padres conozcan el plan de centro y las actividades, pero no se articulará una autorización expresa

El consejero andaluz de Educación y Deporte, Javier Imbroda
El consejero andaluz de Educación y Deporte, Javier ImbrodaMaría José López Europa Press

El consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda, y el portavoz del grupo parlamentario Vox, Alejandro Hernández, han firmado hoy un acuerdo para impulsar, en este semestre, los cambios normativos necesarios para la implantación del llamado “pin parental” en el sistema educativo. Fuentes de Vox han trasladado a Ep que ha sido un requisito planteado al Gobierno andaluz para apoyar el Decreto-ley 2/2021, de 2 de febrero, por el que se modifica, con carácter urgente, la normativa de admisión del alumnado en los centros docentes públicos y privados concertados de la comunidad autónoma y otras disposiciones, y se regulan los estudios con finalidad de diagnóstico precoz o de detección de casos de infección activa (cribados) dentro de la región. Este decreto se ha sometido a votación este miércoles en el Pleno del Parlamento y ha salido adelante con los votos de PP-A, Ciudadanos y Vox.

En el documento suscrito por Imbroda y Hernández se indica que con el objetivo de salvaguardar la “libertad y la participación de los padres en la actividad educativa y sin menoscabo de las potestades del personal docente, la Consejería de Educación y Deporte, con el apoyo del Grupo Parlamentario de Vox en Andalucía”, se compromete a “impulsar, antes de la finalización del presente periodo de sesiones (que acaba en junio), los cambios normativos necesarios para garantizar la igualdad de oportunidades en el sistema educativo que permita a las familias educar a sus hijos en libertad, sin imposiciones de ningún tipo”.

Por ello, se plantea “el establecimiento de un sistema transparente de información a los padres a través del cual se impulse la implicación de las familias en la educación de los hijos y el derecho de los padres a decidir sobre la participación de sus hijos en actividades complementarias, siempre con absoluto respeto a los preceptos consagrados en la Constitución española”.

Con todo, desde Educación han aclarado que “en ningún caso se trata de un acuerdo para la implantación del llamado pin parental” en el sistema educativo andaluz, sino que el objetivo que, “como ya dijo el consejero en su momento, trabajar en mejorar la transparencia y facilitar el acceso a la información previa del proyecto del centro educativo a las familias”. Es decir, “implementar mecanismos para que los padres conozcan el plan de centro y las actividades que se llevarán a cabo”. “Se trata exclusivamente de mejorar la información y la transparencia, no de implementar una autorización expresa”, aseveran desde la consejería.

IU critica que se metan “las manos” en la escuela pública

Tras conocer el acuerdo, el coordinador general de IU Andalucía, Toni Valero, lo ha tachado de “gravísimo” y ha lamentado que, con ello, PP-A y Ciudadanos (Cs), los partidos que sustentan el Gobierno andaluz, “de nuevo ceden al chantaje de Vox”. En unas declaraciones distribuidas por IU, ha argumentado que dicho pacto supone “un intento de censura de actividades que fomentan la tolerancia y la igualdad en centros educativos, unas actividades fundamentales para la educación en valores humanistas y para que nuestros jóvenes se socialicen en valores democráticos”, según ha añadido.

Ha criticado que metan “las manos” en “una escuela pública que tiene que ser una vacuna frente a los discursos del odio” y “tiene que estar frente al machismo, frente al racismo y frente a cualquier tipo de intolerancia como la homofobia”.