El consejero andaluz de Salud afirma que aún «no es momento de medidas aperturistas»

Aguirre aún no tiene claro si convocará a los expertos antes o después del próximo puente

El consejero Jesús Aguirre, junto a Maribel Lozano y Catalina García
El consejero Jesús Aguirre, junto a Maribel Lozano y Catalina GarcíaEUROPA PRESS EUROPA PRESS

El consejero de Salud y Familias de la Junta, Jesús Aguirre, ha afirmado que «no es momento de hablar de medidas aperturistas» ante la Covid-19 y no ha concretado fecha alguna para una nueva reunión del comité de expertos, aunque la ha situado, en todo caso, «a final de esta semana o principios de la siguiente», en función de la evolución que haya en los próximos «dos o tres días». Aguirre ha visitado en Jaén el nuevo Laboratorio de Salud Pública ubicado en el Centro de Salud Bulevar, y a preguntas de los periodistas sobre la posibilidad de que se puedan aligerar las restricciones actuales, ha contestado así.

El titular de Salud ha pedido que los datos «no llamen a engaños», ya que, aunque la incidencia va «bajando de forma paulatina», todavía «estamos al nivel de la primera ola», ha lanzado. De hecho, Andalucía sigue en riesgo extremo, con una tasa acumulada de 288,79 casos por cada 100.000 habitantes –solo Jaén y Córdoba han pasado a riesgo alto al presentar una tasa inferior a 250 positivos– y hay 2.338 personas hospitalizadas, «cinco más que ayer», ha apuntado. De ellas, 564 están en la UCI, lo que supone 17 menos.

En ese escenario, el consejero ha expuesto que la vacunación ha llegado actualmente al 2,5 por ciento de la población andaluza, lo que es todavía «una cifra muy pequeña», teniendo en cuenta que la comunidad cuenta con 8,4 millones de habitantes. En ese sentido, ha indicado que «todo se irá viendo» y ha subrayado que «lo importante no es salvar la Semana Santa», sino «salvar vidas», aunque intentando buscar en la medida de lo posible un «equilibrio» entre salud y economía.

Aguirre ha recordado, asimismo, que «de forma automática» se da una desescalada con apertura de municipios y actividad esencial al bajar la incidencia de 500 o 1.000 casos o cuando el nivel de alerta sanitaria desciende de cuatro a tres, y eso permite también cuestiones como la ampliación de aforos. Pero la movilidad sólo se abrirá más «si la incidencia baja de una forma muy importante».