El cese de la delegada del Gobierno abre de lleno la pugna por el PSOE andaluz

Calvo le traslada una decisión que se achaca a la falta de oposición al Ejecutivo de Moreno. La sustituirá el vicepresidente de la Diputación de Granada

Pedro Sánchez, junto a Sandra García
Pedro Sánchez, junto a Sandra García FOTO: La Razón

La toma de San Vicente ha dejado atrás las escaramuzas y ya se desarrolla a la luz del día. El Consejo de Ministros aprobará mañana el cese de la delegada del Gobierno en Andalucía, Sandra García. Su sustituto, según fuentes socialistas, será el vicepresidente de la Diputación de Granada, portavoz socialista en el ente supramunicipal y alcalde de Baza, Pedro Fernández, mano derecha José Entrena, secretario general del PSOE en la provincia granadina, territorio «sanchista» en bloque. Sandra García, también de Granada, fue nombrada hace trece meses para suceder a Lucrecio Fernández, quien previamente sustituyó a Alfonso Rodríguez Gómez de Celis cuando marchó a la Vicepresidencia Segunda del Congreso. García fue una solución de consenso en la batalla orgánica y la paz armada entre Ferraz y la sede del PSOE-A hasta que hoy la vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Carmen Calvo, la ha llamado para comunicarle su salida. La razón oficial esgrimida: la ausencia de una oposición adecuada al Gobierno andaluz de Juanma Moreno. Con el anuncio de Juan Espadas como aspirante a las primarias en capilla, los movimientos orgánicos se sucederán.

Fuentes del PSOE han argumentado a LA RAZÓN que era el momento del cambio aprovechando la crisis de Gobierno a la que ha obligado el relevo de Pablo Iglesias y otros cargos con motivo de las elecciones en la Comunidad de Madrid. Fuentes del entorno del ex alcalde de Jun, José Antonio Rodríguez Salas, dan por hecho que la siguiente «víctima» de la guerra interna será él, ya que su cargo como coordinador de los diputados andaluces en el Congreso fue una especie de contrapeso al nombramiento de García.

Susana Díaz, en su ruta por los barrios y los pueblos de Andalucía de cara a las primarias, ha visitado a la Hermandad de San Pablo de Sevilla, precisamente la barriada de origen de su «enemigo íntimo» Rodríguez de Celis. Fuentes socialistas han asegurado a Efe que ha habido una «consulta» previa a la dirección regional del PSOE andaluz. La marcha de García, adelantada por El Confidencial, se suma a la incertidumbre y al compás de espera con el anuncio del alcalde de Sevilla, Juan Espadas, de presentar batalla a Díaz. La intención de Ferraz, según ha apuntado Diario.es, es que el anuncio se produzca tras Semana Santa aunque el regidor hispalense busca garantías y quiere controlar sus tiempos.

En el PSOE-A no se esperaban el cese de García ahora mismo, pese a que era una de las opciones que se barajaban desde hace un mes. En Ferraz no ha gustado que en el entorno de García haya quien «trabaja» desde la Delegación para contribuir en la gira que Díaz ha comenzado ya por la comunidad para recuperar la confianza de las agrupaciones. Precisamente, Granada es una de las provincias a las que más ha tratado de acercarse Díaz.

El nombramiento de Sandra García se fraguó junto a la continuidad de Fernando Rodríguez Villalobos en la Diputación de Sevilla, lo que fue vendido desde Andalucía como prueba de la nueva cordialidad con la dirección federal. A Villalobos, «sanchistas» de cabecera como el alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano, ya le han invitado a dar un paso al lado. El regidor supramunicipal se haya inmerso ahora en una causa por una serie de ayudas por «La Pará» en Gines.

El sustituto de Sandra García, Pedro Fernández (Baza, 1966), es un munícipe de larga trayectoria en Baza y abogado (ejerció una década). Es alcalde desde 2007 y también miembro de la Ejecutiva del PSOE-A, en la que ocupa la Secretaría de Ordenación del Territorio y Vivienda.