Moreno exige una Conferencia de Presidentes para abordar la movilidad con código QR de los inmunizados

La Junta de Andalucía plantea que los vacunados con dos dosis recuperen ya la libertad para desplazarse entre territorios y acudir a conciertos o teatros

El presidentes de Andalucía, Juanma Moreno, hoy en una rueda de prensa en Almería
El presidentes de Andalucía, Juanma Moreno, hoy en una rueda de prensa en AlmeríaRafael González Europa Press

«Solicitaría una Conferencia de Presidentes desde ya». Habla el presidente del Gobierno andaluz, Juanma Moreno, quien hoy ha lanzado «formalmente» desde Almería esa petición al máximo dirigente del Ejecutivo central, el socialista Pedro Sánchez. A su juicio, «no tiene sentido que en la primera ola» se celebraran «un montón» de esas reuniones y, sin embargo, ni en la segunda ni en la tercera oleadas de la covid, «que han sido mucho más virulenta en muchas comunidades», se haya producido «ninguna». Moreno quiere que se convoque para abordar «muchos asuntos», entre ellos el reparto de las vacunas, y en concreto uno, que avanzó a finales de la pasada semana y que ha tildado de «especial». Cree «necesario» que «esa población que ya está completamente inmunizada» gracias a las dos dosis de la vacuna, «pueda tener libertad para moverse entre territorios y para, por ejemplo, acceder a ciertas zonas como un concierto o una obra de teatro, a muchas actividades que son importantes y que hasta ahora no se han podido hacer», ha condensado.

En ese punto, el presidente andaluz ha cifrado en «600.000» los ciudadanos que «están inmunizados» en la región y que, a su juicio, deberían tener «la posibilidad de empezar a moverse» para ir a ver a familiares, o para llevar a cabo acciones laborales. Entiende Moreno que «suponen una fuerza importante» con capacidad de irradiación sobre una economía que hay que reactivar. «Lo que no podemos es estar esperando al 80% de vacunación para que esos ciudadanos se puedan mover», ha reiterado el popular, para martillear con que se les debería dar esa opción, sobre todo porque «Andalucía lleva desde el mes de octubre trabajando en un certificado que además está digitalizado y significa que cualquier ciudadano puede identificarse de manera segura».

Por lo que ha abogado, en definitiva, es por que los colectivos que, o bien por su edad o bien por sus condiciones laborales o sanitarias, han podido acceder y gozan de la inmunidad contra el coronavirus, puedan recuperar su movilidad con un certificado QR, como el que desde la Junta aseveran que cuenta la comunidad y que, de acuerdo a lo dicho, consideran que no debería mirarse con luz de extrañeza.

De su lado, el vicepresidente del Ejecutivo autonómico y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, ha mostrado desde Sevilla su deseo de que, a partir del 9 de mayo, cuando, en teoría, el Gobierno de España dejará caer el Estado de alarma, la evolución de la pandemia permita «ir a una apertura de la movilidad», al menos entre las provincias.

Marín, quien ha mantenido un encuentro con responsables de la Federación de Empresarios de Hostelería de Andalucía, con su nuevo presidente Javier Frutos al frente, ha reprochado al equipo de Sánchez que no se hayan armado «herramientas jurídicas» de cara a la creación de un futuro pasaporte sanitario. De hecho, en línea con lo expuesto por Moreno, ha apuntado que Andalucía apuesta por que, los vacunados con la pauta completa o quienes hayan superado la enfermedad puedan ganar en libertad de movimientos «con un código QR en el móvil», pero el Ejecutivo central «no lo ve así». «No tenemos las herramientas jurídicas necesarias para arbitrar una decisión como ésta», se ha quejado. Como tampoco depende sólo de Andalucía abrir el tránsito hacia otras comunidades. Lo cierto es que desde la Junta también se ha demandado con anterioridad que se estandaricen los pasaportes o certificados de vacunación para que sean iguales en todo el territorio de la Unión Europea (UE).

Alrededor de 594.000 personas con dos dosis en la comunidad
El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha vuelto a exigir hoy al Ejecutivo central que envíe más vacunas a Andalucía, donde toda la que llega, «se pone». Hasta el pasado domingo se habían administrado 2.204.882 de dosis, lo que supuso el 96,82 por ciento de las recibidas. En concreto 593.718 personas contaban con dos, mientras que 1.017.446 tenían la primera dosis. El consejero de Salud, Jesús Aguirre, de su lado, se ha mostrado optimista en cuanto al «volumen de vacunación» que se alcanzará «antes del verano» en la región.