Gente

Muere en Sevilla “El Risitas”

Juan Joya ha fallecido en el hospital Virgen del Rocío a causa de la enfermedad cardiovascular que padecía

Juan Joya, "El Risitas"
Juan Joya, "El Risitas"

Era un hombre bueno. Su carcajada perenne se convierte hoy en llanto ante la noticia de su muerte a los sesenta y cinco años de edad. Se ha ido Juan Joya, “El risitas”, uno de los personajes de la “pandilla” informal de Jesús Quintero, aquel que popularizó el grito del “cuñaaao” a base de gestos y risas continuas. Traspasó fronteras y su popularidad llegó a países como Estados Unidos, Finlandia o Francia.

Juan era un esperpento del espectáculo, un show al de lo absurdo. El muñeco roto de “El vagamundo”, el programa de Quintero que le lanzó a la fama. Un ejemplo de que la pequeña pantalla se torna ingrata cuando acaban los aplausos.

Los últimos años de vida de “El risitas” estuvieron marcados por las enfermedades, la soledad y él internamiento en centros de caridad de Huelva y Sevilla. Problemas derivados de su diabetes determinaron la amputación de una de sus piernas, y dolencias vasculares le condujeron a un hospital sevillano a principios de este año.

Este miércoles, a media tarde, fallecía en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, al que había sido trasladado desde el Hospital de la Caridad de la misma ciudad, en el que residía. El agravamiento de sus dolencias no pudo superar sus ganas de vivir.

Allí donde este se habrá reencontrado con su amigo “El peito”, al que Juan convirtió en el gracioso “cuñaaao”. Los dos eran amigos, y la muerte del primero sumió en una gran depresión al segundo. Desde entonces no levanto cabeza y vivió casi sin recursos añorando tiempos pasados.