Díaz, sobre las peticiones de adelanto de las primarias en el PSOE-A: “Estoy en el tajo y respeto todas las opiniones”

Izquierda Socialista lamenta la situación de “debilidad” que vive el partido en la comunidad a consecuencia de un proceso de “abandono” de la militancia

La secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, hace unos días en Sevilla
La secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, hace unos días en SevillaRAUL DIAZ/PSOE-A RAUL DIAZ/PSOE-A

La secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz, ha asegurado este lunes en relación con la petición de compañeros de adelantar las primeras en el PSOE-A que “respeto todas las opiniones, estoy en el tajo y respeto todas las opiniones”, ha asegurado.

Así lo ha señalado Díaz que este lunes ha mantenido en el municipio malagueño de Alozaina un encuentro con trabajadores de la fábrica textil Texlencor, y donde ha sido cuestionada, en concreto, por las declaraciones del portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Málaga, Daniel Pérez, que solicitó el adelanto de las primarias en el partido a nivel andaluz y elegir ya a la persona que represente a los socialistas en “la disputa para volver a gobernar la Junta”, ya que este tipo de debates internos, a juicio de Pérez, “hay que abrirlos y cerrarlos”.

Díaz solo ha insistido en que “respeto muchísimo a todos mis compañeros y tengo un trabajo enorme, como ven, por delante”, ha sostenido.

Eso sí hay recordado que este lunes es día de reflexión en Madrid ya que este martes hay elecciones en dicha comunidad autónoma y “me imagino que todo el mundo se está dejando el pellejo por lo que mañana se está jugando nuestra democracia y yo, evidentemente, desde aquí mando mi apoyo, aliento y cariño a mis compañeros de Madrid”.

“En el día de hoy no podemos dejar parar por alto que es día de reflexión en unas elecciones que hay en Madrid mañana, donde yo creo que nos estamos jugando demasiado la democracia española”, ha incidido Díaz, que ha mostrado su “apoyo y mi cariño a mi compañero Ángel Gabilondo”, ha concluido.

Abandono de la militancia

La corriente Izquierda Socialista ha lamentado este lunes la situación de “debilidad” que vive el PSOE andaluz a consecuencia de un proceso de “abandono” de la militancia, y ha reclamado la celebración de primarias para elegir un “nuevo liderazgo”.

“La situación de debilidad que vive el PSOE-A es la consecuencia de un proceso de abandono de la militancia y de la actuación política de sus representantes a nivel autonómico, con una débil labor de oposición y un liderazgo sin recorrido, sin fuerza para afrontar los problemas y retos que tiene la sociedad andaluza”, ha argumentado en un comunicado remitido a Efe.

Ha incidido en que la reclamación de las primarias comienza a ser “unánime” entre los cargos orgánicos, institucionales y la militancia, y ha abogado por “parar” a la actual dirección que está “enrocándose en el poder orgánico y manteniendo el partido en estado pandémico”.

Izquierda Socialista ha criticado así que las agrupaciones sigan cerradas e inactivas con el único propósito de “retrasar lo inevitable”, y ha apostillado: “una debe saber cuándo su tiempo ha pasado, esa postura solo divide y daña al PSOE de Andalucía”.

Por ello, ha abogado por “dar la voz y el derecho a decidir a la militancia, un militante un voto, para que juzgue la labor realizada desde la pérdida de la Junta de Andalucía y en la oposición, por parte de la actual dirección y la secretaria general”.

Se ha quejado además de falta de debate y transparencia, algo que asegura que no se practica en la federación socialista andaluza desde hace casi una década.

Considera esta corriente que el socialismo andaluz necesita apostar por una renovación y “regeneración motivadora” para militantes, simpatizantes y votantes, capaz de “hacer frente a la derecha reaccionaria que nos intenta anular y callar”.

“Un liderazgo basado y sustentado en el modelo de Partido aprobado en el 39 Congreso: transparente y participativo, con un proyecto político que suponga un nuevo contrato social para Andalucía”, ha remachado.

Y ha asegurado que trabajará “en el fortalecimiento de una alternativa que sea capaz de recoger la transversalidad, desde el centro izquierda a la izquierda existente en el PSOE, basado en un proyecto que respete y escuche la pluralidad interna, regenerador, ilusionante y motivador. que empuje al partido en la recuperación de la fuerza que la ciudadanía nos dio y nos dará para volver a gobernar, siempre en beneficio de la mayoría social”.

En este sentido, propone un nuevo contrato social para Andalucía, que utilice los fondos europeos para hacer frente a las consecuencias de la covid “con equidad, para luchar contra las desigualdades y desarrollar una nueva base económica en Andalucía, reequilibrando los distintos territorios”.

“Es el antídoto frente a un gobierno de la Junta que basa su actuación en el ‘postureo’ político y la propaganda institucional mientras ataca el estado de bienestar, siguiendo la agenda de las derechas andaluzas”, ha concluido.