Detienen al dueño de un invernadero que acosó a una empleada a la que explotaba en el trabajo

La víctima, que no contaba con permiso de residencia en España, cobraba tres euros la hora

Imagen de archivo de la Policía Nacional
Imagen de archivo de la Policía NacionalServicio Ilustrado (Automático) POLICÍA NACIONAL

La Policía Nacional ha detenido en Vícar (Almería) al dueño de un invernadero que presuntamente acosó laboral y sexualmente a una de sus empleadas, quien por su necesidad económica tuvo que aceptar una supuesta explotación laboral, siendo remunerada a razón de tres euros la hora de trabajo.

La Comisaría Provincial de Almería ha informado en una nota de que la víctima, de origen magrebí, relató a la Policía Nacional en su denuncia que, movida por la precariedad económica que sufría, decidió buscar trabajo a pesar de carecer de autorización de residencia o trabajo.

Fue una compatriota suya quien le puso en contacto con el detenido, ya que presuntamente era habitual que ofreciese trabajo a extranjeros carentes de autorización administrativa y sin contrato, a cambio de una “remuneración ínfima”.

Fue hace dos años aproximadamente cuando la mujer acosada se prestó a trabajar para el detenido. La jornada laboral se desarrollaba de lunes a domingo, con una duración de 8 horas, y a razón de 3 euros la hora trabajada. Los trabajadores que sí poseían su contrato de trabajo eran remunerados con una cantidad muy superior.

Durante la declaración ratificada en la Comisaría de Almería el pasado día 19 de abril, la víctima también relató cómo fue sometida a tocamientos no consentidos cuando estaba trabajando en el invernadero, teniendo que huir hacia otra parte de la explotación o alzar la voz para que el arrestado depusiese su actitud.

“Este proceder lascivo del detenido” llegó al extremo de coaccionarla con el despido si no aceptaba sus insinuaciones y reiteradas propuestas para mantener relaciones sexuales.

Al negarse la trabajadora, supuestamente fue cambiada de puesto de trabajo, siendo obligada a realizar trabajos reservados para otras personas con una mayor fortaleza física.

Tras un periodo de investigación preliminar, la Policía Nacional junto con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en Almería, dispusieron llevar a cabo una comprobación en la explotación agrícola denunciada.

Durante la mañana del pasado día 28 de abril, el empresario fue arrestado por agentes de la UCRIF de la Comisaría Provincial de Almería en el invernadero de su propiedad.

Pese a mantener en todo momento una actitud “agresiva y poco colaborativa con la autoridad”, los inspectores de trabajo realizaron la inspección pertinente, gracias a la cual afloraron tres varones de origen subsahariano, desempeñando un puesto de trabajo sin contrato y sin la autorización administrativa requerida.

El detenido de origen español y 48 años ha pasado a disposición judicial acusado de los delitos de acoso sexual y contra los derechos de los trabajadores.