Lo que está por venir
“Neocine, sección del Festival de Málaga, incluye producciones recién rodadas y en plena fase de montaje o bien proyectos que tomarán cuerpo en breve, la mayoría de ellos andaluces”
Miguel Olid @miguel_olid

Hace una semana este mismo espacio estaba dedicado a algunas de las películas andaluzas más destacadas que se están proyectando estos días en el Festival de Málaga; entre sus secciones hay una muy interesante, a la que han bautizado este año con el nombre de Neocine, que incluye producciones recién rodadas y en plena fase de montaje o bien proyectos que tomarán cuerpo en breve, la mayoría de ellos andaluces. Uno de ellos es un documental sobre un veterano actor de reparto y el mayor coleccionista de carteles de cine en España, “Prohibido ser actor. Estereograma de Lucio Romero”, que será presentado esta misma tarde por el malagueño Kike Mesa, a través de su productora Kandale Films; en ese mismo acto aprovechará para dar las claves de otros cuatro proyectos, no presentes en Neocine: “Bruna”, basada en la novela de Beatriz Russo, “¡Existen! La verdadera historia de los Reyes Magos”, “Begoña, arcoiris en blanco y negro” y la coproducción con Italia y Argentina, “La última meta”.

Además de este documental sobre Lucio Romero, destinado a ser el niño del mostrador de una carnicería por la taxativa prohibición de su padre a que encaminara sus pasos hacia la interpretación, Neocine incluye otro documental sobre este fascinante mundo, “Miradas del cine español”, codirigido por Ignacio Ortega y Enrique Iznaola, que toma como punto de partida los Encuentros con Directores de Cine organizado por la Fundación Unicaja, con más de veinte años de trayectoria, lo que permite a sus autores reflexionar sobre las últimas décadas del cine español a través de setenta entrevistas con cineastas entre los que se incluyen José Luis García Sánchez, Montxo Armendáriz, Fernando Trueba, Fernando Colomo, Emilio Martínez Lázaro, Imanol Uribe, Carlos Saura, Gracia Querejeta y los andaluces Manuel Martín Cuenca, Alberto Rodríguez, Jota Linares y Benito Zambrano, entre otros.

Uno de los proyectos más esperados de esta sección es “Jesucristo flamenco”, del cordobés Javier Gutiérrez y con producción de Antonio Pérez. Éste le produjo la excelente “3 días”, disponible desde hace poco en Netflix, donde logró auparse entre las cinco más vistas el fin de semana de su estreno. Gracias a esta producción de 2008 a Javier Gutiérrez se le abrieron las puertas de Hollywood, donde reside, pero él ansía volver a rodar en Andalucía con Antonio Pérez. “Jesucristo flamenco” es, en palabras de sus promotores, “un ambicioso proyecto internacional nunca realizado: un largometraje musical basado en la pasión y muerte de Jesucristo, ambientado en la actualidad y protagonizado por las mayores figuras del mundo del cante y el baile flamenco actual”. Por si fueran pocos los alicientes, el rodaje tendría lugar en icónicas localizaciones de Andalucía: Itálica, El Torcal, Guadix, Bolonia, los Alcázares de Sevilla y los olivares de Córdoba y Jaén. No menos ambiciosa es la propuesta de Gonzalo García Pelayo de rodar siete películas en un año, no sólo en Sevilla, como gran parte de su filmografía, sino también en Kazajistán, Argentina y la India. Asimismo es de reseñar la comedia negra “La fortaleza”, esperado regreso al cine del malagueño Chiqui Carabante tras una década en la que ha dirigido varios capítulos de “Malaka” y la muy popular “El ministerio del tiempo”. Su rodaje comienza la semana que viene y en su reparto figuran los andaluces José Manuel Poga, Fernando Tejero y Manolo Solo.