Europa

Espadas se reunirá con Moreno el jueves al apostar por una “oposición constructiva”, aunque le avisa de que puede ser “su peor pesadilla”

Tiende la mano al popular, pero le advierte de que la Junta tiene que cooperar con ayuntamientos y diputaciones. Confirma que habrá cambios y un “nuevo estilo” de trabajar en el PSOE-A

El secretario de Organización del PSOE y ministro, José Luis Ábalos, a la derecha, junto al candidato del PSOE-A a la presidencia de la Junta y alcalde de Sevilla, Juan Espadas
El secretario de Organización del PSOE y ministro, José Luis Ábalos, a la derecha, junto al candidato del PSOE-A a la presidencia de la Junta y alcalde de Sevilla, Juan Espadas FOTO: Jose Manuel Vidal EFE

“Todo se reconstruye”, incluida la confianza perdida de los ciudadanos. Esto es lo que ha defendido esta mañana el alcalde de Sevilla y próximo candidato del PSOE-A a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Juan Espadas, en un acto centrado en el municipalismo celebrado en la capital hispalense, en el que ha estado acompañado del secretario de Organización del PSOE y ministro de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, y de otros miembros de Ferraz.

Los socialistas han aligerado carga tras cerrar el proceso de primarias en el que Espadas se impuso a Susana Díaz y que el ganador ha descrito como un “gran éxito para la organización”. El regidor de la capital hispalense ha instado ahora a los suyos a “mantener la ilusión” generada hasta alcanzar un final: “Llegar a San Telmo y gobernar Andalucía”.

Espadas ha confirmado que habrá cambios, se construirán “equipos” en cada una de las ocho provincias de la región, que sean capaces de llegar a cada uno de los rincones” del territorio andaluz y se impondrá poco a poco “un nuevo estilo” de trabajar, tanto en el Grupo Parlamentario Socialista como en el propio PSOE-A y en relación a su coordinación con el partido a nivel federal y con el Gobierno central que capitanea Pedro Sánchez, al que respaldarán “sin fisuras”.

El candidato ha anunciado además que el próximo jueves se reunirá con el presidente de la Junta, el popular Juanma Moreno, y que su intención es desplegar “una estrategia de oposición constructiva” con la vista puesta en “la recuperación económica y del empleo” en la región. Ha aseverado que el Ejecutivo regional de PP y Cs “podrá encontrar” a los socialistas “con propuestas concretas”, pero también ha advertido de que, si no hay voluntad política de vuelta y se niegan a “cooperar con los ayuntamientos y las diputaciones”, su formación será “su peor pesadilla”.

“El jueves veréis la mano tendida de alguien que de verdad confía en el criterio y en el sentido común” de quien “tiene la responsabilidad de toda Andalucía”, ha cosido el alcalde de Sevilla, para dejar claro a continuación que los fondos europeos que arribarán a la comunidad no se pueden gestionar si no es “de forma coordinada” entre administraciones. En ese punto, ha sostenido que, igual que Moreno trasladó a Sánchez en su reciente encuentro en el palacio de La Moncloa que tenían que hablar del dinero procedente de Europa, él le va a transmitir que han de “hablar de fondos europeos y de ayuntamientos”, ha lanzado, provocando el aplauso de los congregados en el acto.

El hilo conductor de su discurso ha sido, como ya lo fue en las primarias, el municipalismo, una “bandera” que no les “va a quitar nadie”, según ha proclamado”, y gracias a la cual “el PSOE va a volver al Gobierno de Andalucía”, ha abrochado.