Vuelta al toque de queda en Andalucía para intentar poner freno a la quinta ola

Se aplicará en municipios de más de 5.000 habitantes con una tasa superior a 1.000 casos

Thumbnail

La escalada de contagios y hospitalizaciones por la covid, en la denominada quinta ola, ha obligado a la Junta a endurecer las restricciones para evitar la expansión de la pandemia, aunque algunas de ellas deberán contar con el visto bueno judicial. Todo ello en una época del año especialmente sensible como el verano, con la costa atestada de visitantes que, por otra parte, está permitiendo que el sector turístico salga a flote tras un año muy difícil.

Tras la reunión del comité de expertos, la Junta propone volver al toque de queda, pero con condiciones. La limitación de movilidad sería desde las 2:00 hasta las 7:00 horas en los municipios de más de 5.000 habitantes que presenten una incidencia acumulada de más de 1.000 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días. La propuesta será validada por los Comités Territoriales de Alto Impacto en Salud Pública cuando se hayan evaluado todos los parámetros epidemiológicos. Además, deberá ser ratificada por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que ha expresado pronunciamientos dispares en relación a los cierres perimetrales y con la polémica de fondo de la anulación, por parte del Tribunal Constitucional, del primer estado de alarma del Gobierno.

Junto a ello, se modifican los aforos de la hostelería y del ocio nocturno. En el interior estará permitido un máximo de 4 personas por mesa, aumentando el número en función de los niveles de alerta. Respecto al ocio nocturno, se solicitará un registro de entrada para controlar la trazabilidad de los posibles contagios.

En determinadas zonas costeras la incidencia se está disparando, y es por ello que la Junta acordó algunas medidas específicas. Por ejemplo, la limitación de espacios públicos, más control para evitar botellones y el refuerzo de los mensajes de prevención. Además, insta a los ayuntamientos a cerrar las playas de 23:00 a 7:00 horas en zonas con niveles de alerta 2, 3 y 4.

Tras el encuentro, el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, alertó de la «irrupción de la nueva variante Delta en Andalucía, que conlleva una mayor capacidad de transmisión», a lo que añadió que, «si bien las actuales coberturas de vacunación continúan en ascenso, no se puede descartar que el mayor número de casos pueda empezar a influir en los indicadores de presión asistencial». Igualmente, pidió que no se celebren reuniones privadas de más de 10 personas.

Estas medidas se anunciaron en una jornada en la que se registraron 3.687 nuevos positivos, lo que supone sumar por quinto día seguido más de 3.000 casos, y nueve fallecidos. La incidencia acumulada se sitúa en 418,5 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, una cifra que se alcanzó por última vez en febrero. Por provincias, Málaga se sitúa nuevamente como la que más casos suma con 1.137, seguida de Cádiz con 714, Sevilla con 565, Córdoba con 477, Almería con 316, Granada con 204, Huelva con 144 y Jaén con 130.

La presión asistencial continúa en ascenso, sumando 146 pacientes en un día. En los hospitales hay 858 ingresados con coronavirus, 147 de ellos en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).