Una rata se cuela en el pleno del Parlamento andaluz y provoca momentos de tensión

La presencia del roedor ha obligado a parar la sesión y ha causado un gran revuelo entre sus señorías

Thumbnail

Tal vez quería establecer su lugar en el Parlamento andaluz, lo único cierto es que ha provocado un rosario de exclamaciones, aspavientos y gestos de asombro. Una rata ha irrumpido en el salón de plenos de la Cámara autonómica y ha causado un gran revuelo entre sus señorías hasta el punto de que ha obligado a parar la sesión hasta que han logrado que saliera.

Una tensa improvisación se ha apoderado del plenario después de que el animal apareciera de pronto bajo los escaños de los diputados, en concreto entre las bancadas de Ciudadanos (Cs) y de Vox, y los parlamentarios han empezado a moverse de sus asientos asignados, buscando un lugar en el que colocarse. La presidenta del Parlamento, Marta Bosquet (Cs), quien había empezado ya a gestionar el orden del día, dio un pequeño grito al darse cuenta de lo que sucedía y se llevó las manos a la cara enmascarillada, mientras en la distancia se oía incluso un “uy, Dios mío, pobrecilla”.

La rata corría de un lado a otro, mientras Bosquet repetía “señorías, tranquilidad”.

Tras minutos de tensión, al final se ha conseguido que el roedor saliera del salón por la parte trasera de la antigua iglesia del Hospital de las Cinco Llagas sevillano, donde están ubicados los integrantes de la Mesa de la institución, y, poco a poco, se ha recuperado la normalidad, trufada aún de risas nerviosas. Algunas fuentes apuntan a este diario que la rata habría “acabado muerta”, tras la intervención de un operario de la Cámara.

Calmados los sofocos se ha podido retomar el pleno y la votación que se estaba llevando a cabo vinculada a un relevo en el grupo de senadores andaluces: entra la ex presidenta del Gobierno autonómico y secretaria general saliente del PSOE-A, Susana Díaz, y sale el también socialista Fernando López Gil.