El primer gran incendio del verano arrasa 600 hectáreas en Huelva

Otros tres fuegos en Granada, Málaga y Almería ponen a prueba el dispositivo del Infoca

Zona quemada en el incendio forestal declarado a primera hora de la tarde de ayer en Villarrasa (Huelva)
Zona quemada en el incendio forestal declarado a primera hora de la tarde de ayer en Villarrasa (Huelva)José Manuel VidalEFE

Cuatro incendios han puesto a prueba este fin de semana al operativo de extinción Infoca. El de más envergadura, el primero de grandes dimensiones del verano, ha arrasado casi 600 hectáreas en el municipio onubense de Villarrasa. A las 15:00 horas quedó estabilizado, aunque continuaban trabajando en la zona 65 bomberos forestales, cinco técnicos de operaciones, tres agentes de Medio Ambiente y un técnico de extinción.

El dispositivo estuvo integrado por dos bulldozers, cinco autobombas y dos medios aéreos (MA-5 y KA-8); asimismo, permaneció activa la Unidad Médica de Incendios Forestales (UMIF). Participaron además efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos de Huelva, Policía Local y Guardia Civil.

El fuego se inició en torno a las a las 14:40 horas del sábado, afectando a una vegetación de matorral, pastos y eucaliptos y recorriendo una superficie de 600 hectáreas. Su rápida expansión provocó que sobre las 17:30 la carretera autonómica A-493 se cerrase por completo al tráfico en su punto kilométrico número cuatro. La misma vía quedó abierta a primera hora de este domingo. Además, fueron desalojadas dos casas ante el avance de las llamas.

También quedó estabilizado el incendio declarado en un paraje de La Tahá de Pitres, en la Alpujarra de Granada. En las labores de extinción participaron 82 bomberos forestales, cuatro técnicos de operaciones, dos agentes de medio ambiente, un grupo regional de mando, una unidad médica de incendios forestales, una unidad móvil y seis medios aéreos: tres helicópteros de transporte y extinción y tres aviones de carga en tierra. Tuvo que activarse el nivel 1 de emergencias.

En cuanto al fuego declarado en la localidad malagueña de Yunquera, quedó estabilizado durante la tarde del domingo tras la participación de 70 bomberos forestales ayudados por tres autobombas, cinco aviones y cuatro helicópteros. También estuvieron presentes una unidad móvil de meteorología y transmisiones, tres agentes de medio ambiente y personal de logística, supervisión y extinción. Asimismo, quedó reabierta la carretera A-366, que fue cortada al tráfico en dos kilómetros del tramo que une Yunquera con El Burgo (Málaga) en ambos sentidos debido al fuego.

Por último, el fuego declarado el sábado en el municipio almeriense de Sorbas calcinó 100 hectáreas. El operativo que se hizo con el control de las llamas estuvo integrado por 37 bomberos, un técnico de operaciones (TOP), un agente de medio ambiente, dos brigadas de investigación de incendios forestales (BIIF), un camión autobomba y un helicóptero.

Las dimensiones de este fuego hicieron que la noche del sábado trabajasen casi 80 bomberos, tres aviones de carga en tierra y tres helicópteros trabajando.

Una vez esté extinguido, la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIIF) de la Junta de Andalucía estudia la superficie calcinada para conocer el número exacto de hectáreas afectadas por las llamas. En caso de que haya indicios de delito en sus causas, se investigará en coordinación con el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil.