Música

Así se hace Manu

“Carrasco se lo ha currado a lo largo de un buen puñado de años, además de contar con discos muy buenos, tiene un directo impresionante y sigue aprendiendo”

En la imagen, el artista Manuel Carrasco
En la imagen, el artista Manuel Carrasco FOTO: Universal (nombre del dueño)

El tiempo es lo único que te hace ver las cosas en perspectiva, especialmente cuando de vidas y carreras se trata.

De nuevo hablo de música y sus artistas. De surgir, desarrollar, dar el pelotazo o quedarse más tirao que un tanga en la playa, porque no basta con las ganas y de lo que te creas capaz.

Manuel Carrasco es un claro ejemplo de ello. Entrevisté al onubense de Isla Cristina durante la etapa del programa «Abrete de Orejas» en Europa FM (joder, cuánto ha llovido). Esta «Troupe Pepino» de la radio, en la que también habitaba Sergio Fernández «El Monaguillo», hicimos un programa especial desde Almería y para la ocasión nos ofrecieron de artista invitado a Manuel, por quien ni lo dudamos un segundo: «Que venga».

Me pareció un chico humilde, hasta un punto tímido, luchando por demostrar que él era algo más, mucho más, que quién había participado unos años atrás en el famoso concurso televisivo, con el que se mostró siempre respetuoso y también con sus antiguos compañeros durante la entrevista. Llegado el momento de cantar en directo, lo hizo sin trampa ni cartón, a pecho descubierto, dejándose la pasión y la garganta en el micro, mientras se la jugaba entonando sus nuevas composiciones… Cuando terminamos, recuerdo comentar privadamente con Sergio que el chaval tenía pellizco y que la jugada le podría salir bien, regular o no le quedaba otra que volverse al andamio para ayudar al padre en lo que se terciara. Manuel Carrasco ya sabía lo que era ser visto y seguido por millones de personas de concursante en televisión, a tener que buscarse la vida y actuar frente a unos pocos, casi sin apoyo discográfico, y de la tele ni hablamos.

He tenido la suerte de conocer a muchos artistas en ciernes, y muchos, muchos se quedaron por el camino, en buena medida por pésimos consejos de la gente de las disqueras y de sus propios padres, quienes por lo general cuando unos progenitores andan de por medio, suelen cagarla a base de bien: la mayoría por pensar que su retoño/a es la nueva encarnación de Alejandro Sanz o Jennifer Lopez cuando han salido una vez en televisión o cantado media canción… Viví varias de estas situaciones, siempre vergonzosas, que hubieran hecho parecer «Bambi» a la madre de la Pantoja.

La única verdad es que Manuel Carrasco se lo ha currado a lo largo de un buen puñado de años, además de contar con discos muy buenos, tiene un directo impresionante y sigue aprendiendo. Humildemente y como no puedo evitar ser un bocazas, opino que Manuel debe encontrar uno de esos discos rotundos, una de esas canciones incontestables que le solucionan la vida a tus herederos, y también creo que va por el mejor camino. Hace pocos días escuché a mi hija de 17 años contarle a una amiga lo que había disfrutado viendo a Manuel Carrasco en concierto, sonreí y me dije: «Sigue así Manuel».