El arzobispo de Granada descarta por prudencia la procesión en la calle de la patrona

A pesar de la relajación de medidas, el prelado señala que “la calle no es controlable” y que esa cita puede llegar a reunir a 150.000 o 200.000 personas

Un costalero bajo el paso de la Virgen Santa María de la Alhambra, de la Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias Coronada, durante su procesión en Granada antes del Covid
Un costalero bajo el paso de la Virgen Santa María de la Alhambra, de la Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias Coronada, durante su procesión en Granada antes del Covid

El arzobispo de Granada, Javier Martínez, ha descartado este miércoles “por prudencia” que la patrona de esta capital andaluza, la Virgen de las Angustias, pueda celebrar el último domingo de septiembre su tradicional procesión en la calle.

A pesar del anuncio de la Junta de Andalucía de permitir el culto externo, procesiones en la vía pública, ante la bajada de la incidencia de la covid-19 en la comunidad, el prelado ha asegurado en respuesta a los periodistas que “la calle no es controlable” y que esa cita puede llegar a reunir a 150.000 o 200.000 personas.

“Exigir a las autoridades civiles que controlen ese número tan grande de personas es pedirles un trabajo imposible”, ha sentenciado Martínez, que ha argumentado que por ello se mantendrá la suspensión de la procesión en la calle.

En cualquier caso, ha apostillado que la apertura de los aforos hace que en las iglesias sí se puedan celebrar “con plenitud” las fiestas de las imágenes titulares.

“Pero con las grandes procesiones, que no podríamos a estas fechas controlar nadie, tenemos que ser prudentes porque la salud de la gente es el valor prioritario en este momento”, ha asegurado.

El Ayuntamiento de Granada ha puesto en marcha un dispositivo especial de Policía Local y Protección Civil para la celebración este mismo miércoles de la ofrenda floral a la Virgen de las Angustias, que este año tiene que adaptarse debido a las circunstancias de la pandemia.