Se come dos dedos y trata de sacar las tripas a su compañera de piso en Sevilla alegando que estaba poseída

Presunto caso de brujería en el Polígono Norte de la capital hispalense. Los hechos ocurrieron delante de una menor de seis años

Efectivos policiales en labores de vigilancia en Sevilla
Efectivos policiales en labores de vigilancia en SevillaCNP CNP

Polígono Norte de Sevilla, calle Virgen de Escardiel, madrugada del sábado 18 de septiembre. La Policía Nacional acudió a un bloque de esta barriada tras el aviso de los vecinos. Los agentes detuvieron a una mujer tras la agresión a su compañera de piso. La víctima presentaba amputaciones en un par de dedos que habrían sido arrancados a bocados por la agresora, que se los habría comido y, en el momento de los hechos, pretendía sacarle las tripas. Se investiga bajo la hipótesis de un caso de brujería africana y canibalismo. La detenida se enfrenta a la acusación de homicidio en grado de tentativa, según adelantó Diario de Sevilla.

Los vecinos llamaron a la Policía por los gritos que se escuchaban en el bloque. El patrullero, a su llegada encontró a las dos mujeres en el suelo, una sobre otra. La víctima presentaba heridas de gravedad y en el lugar de los hechos estaba la hija de la agresora, de seis años.

La presunta agresora tiene 45 años y es natural de Kenia; la víctima tiene 48 y es del Congo. Al parecer, la agresora alegó que su compañera estaba poseída. Según precisó Diario de Sevilla citando fuentes policiales, entre acusaciones de brujería , una golpeó a la otra con una piedra en la cabeza después de que le tirara una botella de agua con sal a la cara, entonces le arrancó dos dedos de la mano y se los comió y luego intentó sacar las tripas por el ano, introduciéndole una piedra.

La detenida finalmente fue llevada a un centro hospitalario, donde ingresó en Psiquiatría, a la espera de entrar en prisión. Se le ha retirado cautelarmente la tutela de su hija. La víctima está ingresada en un hospital de Sevilla.