Espaldarazo de Pedro Sánchez a Espadas en pleno debate provincial

El candidato andaluz presidirá el Consejo de Política Federal del PSOE y coordinará la política territorial del partido

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y Juan Espadas. EFE/José Manuel Pedrosa
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y Juan Espadas. EFE/José Manuel PedrosaJosé Manuel PedrosaEFE

Pedro Sánchez respalda a Juan Espadas en pleno debate interno del PSOE-A desde las sedes provinciales. El líder socialista y presidente del Gobierno, según comunicó el PSOE, ha elegido al candidato a la Junta de Andalucía para presidir el Consejo de Política Federal socialista. Además, Espadas «será miembro nato de la próxima Ejecutiva Federal y coordinará la política territorial». El espaldarazo simbólico viene a ratificar a Espadas en plena crisis provincial en el PSOE-A. Los socialistas celebrarán su 40 Congreso Federal en Valencia el próximo fin de semana mientras que los días 6 y 7 de noviembre Torremolinos acogerá el Congreso del PSOE-A, donde se elegirá al equipo de Espadas ya que, desde la derrota de Díaz en las primarias, de facto es el propio Espadas quien coordina todo el aparato regional ya que continúan todos los colaboradores de Susana Díaz con la excepción del ex secretario de Organización Juan Cornejo, que fue el único que dimitió.

La situación de Espadas al frente del PSOE-A ya le está suponiendo cierto desgaste orgánico, al tener que apaciguar en primera persona los conatos provinciales. Los congresos provinciales se prevén en diciembre.

La propuesta de Pedro Sánchez para que Juan Espadas se convierta en el presidente del Consejo Político Federal, en la práctica, posibilitará su presencia en los plenos de la Ejecutiva federal. El cargo lo ostentó Susana Díaz en 2014 –cuando supuestamente apoyó a Pedro Sánchez– y el predecesor de Espadas es el presidente extremeño Guillermo Fernández-Vara. El papel de Espadas será el de coordinador de los barones autonómicos. Según anunciaron los socialistas, Espadas «será el encargado de coordinar y llevar la voz a la Ejecutiva Federal de todos los secretarios regionales del partido así como de los presidentes de las comunidades en las que gobierna el PSOE».

Desde el PSOE-A resaltaron que «es un puesto de máxima relevancia política y orgánica a nivel federal al convertirlo en interlocutor de los gobiernos autonómicos socialistas con el gobierno de España». «En clave andaluza es una apuesta de Ferraz por el proyecto de Espadas y volver a colocar a Andalucía en el lugar de peso que le corresponde a nivel federal», señalaron. «Una vez sea nominado oficialmente a partir del congreso del fin de semana próximo, Juan Espadas iniciará una ronda de contactos con presidentes y secretarios generales regionales para abordar una postura de consenso en relación al modelo de financiación autonómica», añadieron.

En clave interna, el PSOE-A se encuentra en un momento de tensión, con varios secretarios provinciales cuestionados por diferentes familias. En esta tesitura se encuentra Irene García, en Cádiz; Maru Limón, en Huelva; Daniel Pérez, en Málaga; y Francisco Reyes en Jaén. La agrupación jiennense, además, es una de las más fuertes del país y vive una pugna soterrada entre el presidente de la Diputación y dos personas ahora del entorno de Espadas como la portavoz parlamentaria Ángeles Férriz y el diputado nacional Felipe Sicilia, hombre de Ferraz que sonó incluso para liderar el PSOE-A.