Pablo Mansilla: «El golf es el cultivo más rentable para Andalucía»

El sector, presente en la World Travel Market, mueve un volumen de negocio de 2.200 millones de euros al año en la región, destaca el presidente de la Federación Andaluza de Golf

Pablo Mansilla, presidente de la Federación Andaluza de Golf
Pablo Mansilla, presidente de la Federación Andaluza de Golf FOTO: La Razón La Razón

La industria turística del golf goza de buena salud, a tenor de los indicadores que abandera un deporte que otrora se consideró «elitista» pero que a día de hoy ha acercado su práctica a un perfil de clase media cuyo gasto repercute no sólo en el propio campo sino que nueve de cada diez euros van a parar a otras empresas y negocios más allá de las instalaciones en las que se desarrolla.

¿Qué supone la práctica deportiva de golf para Andalucía a nivel turístico?

Está claro que si no fuese por el segmento de golf habría mucha industria turística estacional. Gracias a la actividad que generan esos campos de golf, la industria sigue funcionando durante todo el invierno y contribuyendo por tanto a la ansiada y demandada desestacionalización del sector.

¿Cuál es a día de hoy el perfil del turista de golf? ¿Se ha desterrado el concepto «elitista» que siempre ha existido sobre la práctica de este deporte?

Es un turista eminentemente de clase media, aunque es obvio que abarcamos un amplio abanico de perfiles: turista exigente, clase de lujo, clase media e, incluso, también de clase baja. Lo verdaderamente importante es que este turista gasta casi el doble que el tradicional turista de sol y playa y, frente a los 6-7 días de media de estancia de aquel, el turista de golf está en nuestro destino una media de once días.

¿Cuál es la temporada «alta» para este deporte?

Pues frente a los tradicionales meses de verano, nuestra temporada alta discurre entre los meses de febrero y junio y a partir de septiembre hasta diciembre, por lo tanto está clara la contribución a la desestacionalización del destino y a la generación de empleo estable y de calidad. No en vano, más de 630.000 turistas visitan cada año Andalucía con la motivación principal de jugar al golf.

¿Qué supone ese impacto económico?

Las cifras hablan por sí solas: a partir de esos más de 2.200 millones de euros de importación de capitales extranjeros. Además, es un deporte que genera inversión internacional en materia de adquisición de segundas residencias. El golf es, además de un deporte para todos, el cultivo más rentable para Andalucía, generador de riqueza y empleo para miles de empresas, autónomos y trabajadores, también de otros sectores distintos al propio golf. La gran ventaja de esta industria es que de cada diez euros tan sólo uno se queda en el campo de golf y los nueve restantes se reparten en otros negocios

Se ha cuestionado históricamente el uso de agua que requieren los campos de golf…

Ese es otro gran mito. A día de hoy, los campos de golf andaluces consumen menos del tres por mil del total de agua utilizada para el regadío agrícola en Andalucía. Además, tres cuartas partes de ese riego se realiza con aguas regeneradas, convirtiendo aguas residuales en un activo generador de empleo y riqueza. Los campos de golf son pulmones naturales para el entorno en el que se ubican, captando Co2 y emitiendo oxígeno. Y lo que más nos gusta resaltar es que el cien por cien de los campos a los que llega ese agua reciclada, utiliza agua reciclada en su riego.

Ha comenzado la cuenta atrás para la celebración de la Solheim Cup 2023 en la Costa del Sol…Un campeonato bienal que se celebrará del 18 al 24 de septiembre en una de las joyas de Andalucía, en Finca Cortesín, en Casares.

Llevamos muchos años luchando por tenerla en Andalucía y desde 2016 estamos trabajando específicamente en ello. Será el gran evento que pondrá a la Costa del Sol en el epicentro mundial de la práctica de golf. Y todo ello, siendo el deporte líder en número de licencias femeninas desde Andalucía. Es por ello por lo que se nos haya elegido como sede del Open de España femenino que se celebra próximamente en Marbella y de la propia Solheim que enfrentará a los equipos de Europa y Estados Unidos.

Antes de que se celebre, quedan otras importantes citas como la World Travel Market (WTM) de Londres esta semana.

Así es. Pero además, acabamos de volver de la International Golf Travel Market (IGTM) en Gales, que es la principal feria turística dedicada al golf y que este año por fin se ha celebrado de forma presencial desde que estalló la pandemia. Londres supondrá igualmente un gran refuerzo para el sector.

Y todo ello, en parte, gracias a la colaboración público-privada…

Sin duda alguna. Esa es la gran envidia (risas) que me tienen los presidentes de las federaciones regionales de golf de otras comunidades autónomas. Aquí trabajamos todos de la mano, porque todos entienden que el golf es un sector fundamental para la economía andaluza. Y eso se traduce en ese gran y comprometido apoyo y la fructífera colaboración que venimos desarrollando desde hace años.