Detenida una mujer en Málaga por maltratar a su bebé en plena calle

La mujer, de 21 años y antecedentes por agredir a otra hija, ha ingresado en prisión

La pequeña agredida, de solo 15 meses, tuvo que ser ingresada en el hospital malagueño
La pequeña agredida, de solo 15 meses, tuvo que ser ingresada en el hospital malagueño FOTO: EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA

Una joven de 21 años ha sido detenida en Málaga por la Policía Nacional por presuntamente maltratar a su bebé de 15 meses en mitad de la calle y su compañero sentimental y padre del menor por presenciar los hechos y no impedir la supuesta agresión.

El Juzgado de Instrucción número 5 de Málaga ha decretado el ingreso en prisión de la mujer, a la que le constan antecedentes por delitos de la misma naturaleza, maltrato a otra hija de una relación anterior; y libertad provisional para el padre de la pequeña, según han informado a Efe fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. El titular del juzgado, que estaba en funciones de guardia, también les ha retirado la patria potestad a los dos, que queda me manos de la Junta, según las fuentes. La supuesta agresión fue cometida el 1 de noviembre en el distrito de Carretera de Cádiz, según ha adelantado este lunes el Diario Sur, que destaca que testigos vieron cómo la joven, que se mostraba muy nerviosa y agresiva, pegaba a la bebé en mitad de la calle.

Fuentes de la Policía Nacional han confirmado a Efe la detención de los dos progenitores y como los testigos indicaron a los agentes que tiró a la niña con violencia al carrito y la golpeó con fuerza en repetidas ocasiones en la barriga con la mano abierta. La Policía Local tuvo conocimiento de los hechos y envió una patrulla para comprobar el estado de la pequeña y los agentes se presentaron en el domicilio de la pareja, que constataron que todo estaba muy sucio y había restos de heces en el suelo, en la pared e incluso en la barandilla de la cuna.

La madre fue detenida y la pequeña trasladada al Hospital Materno donde los pediatras detectaron varios hematomas y enrojecimientos además de falta de higiene por lo que se activó el protocolo establecido ante sospecha de maltrato y el caso pasó al Grupo de Menores (Grume) que puso a la pareja a disposición judicial.