Paralizada una macrourbanización ilegal en suelo rústico de Barbate (Cádiz)

Se ubicaba en el paraje de la Ribera de La Oliva y la Junta ha precintado 48 de las 70 parcelas

Urbanización precintada en Barbate
Urbanización precintada en Barbate FOTO: JUNTA DE ANDALUCÍA JUNTA DE ANDALUCÍA

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha paralizado la construcción de una macrourbanización ilegal en suelo rústico en el paraje conocido como Ribera de La Oliva de Barbate (Cádiz), ha informado hoy la Junta de Andalucía.

La Junta ha precintado 48 de las 70 parcelas de que consta la macrourbanización ya que estaban en plena construcción, algunas de ellas rodeadas de muros ciegos para dificultar que se visibilizara desde el exterior la actividad.

Por ello, la Inspección urbanística utilizó drones para determinar los límites físicos de la parcelación ilegal en este espacio, un suelo no urbanizable con parcelas incluidas dentro de los 500 metros adyacentes a la ribera del mar, dentro de la zona de influencia del litoral; otras colindantes con el Parque Natural La Breña y Marismas de Barbate, declarado Zona Especial de Conservación, y junto al monte público catalogado Marismas DPMT, de titularidad demanial estatal.

Según ha informado la Junta, las parcelas están dentro de la zona del Dominio Público Hidráulico del Arroyo de Mondragón, perteneciente a la Demarcación Hidrográfica del Guadalete-Barbate, y en algunos casos son suelos con riesgo de inundación.

Decenas de propietarios de los terrenos fueron citados a pie de sus parcelas ayer a distintas horas del día, para ser informados por agentes de la Inspección de Ordenación del Territorio de la orden de suspensión y precinto de las obras, y de la imposibilidad de continuarlas.

Los agentes estuvieron apoyados por patrullas de la Guardia Civil, de la Policía de la Comunidad Autónoma de Andalucía, de la Policía Local de Barbate, por dos patrullas de los Agentes de Medio Ambiente, dentro de unas pesquisas en las que también ha participado la fiscal delegada de Medio Ambiente de Cádiz.

Las órdenes de precinto se han ejecutado “con carácter cautelarísimo” dado “el importante avance detectado en las tres visitas de inspección realizadas”.

“Se estaban realizando de manera simultánea obras de urbanización y construcción sin licencia en más de 40 parcelas”, apunta la Junta.

Esta actuación se enmarca en el protocolo suscrito el pasado junio por la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación con los Ayuntamientos de Barbate, Conil de la Frontera y Vejer de la Frontera, para impulsar líneas de cooperación para atajar el problema ambiental, territorial y urbanístico provocado por la indisciplina urbanística.

“La inminente entrada en vigor de la Ley de Impulso para la Sostenibilidad del Territorio de Andalucía (Lista), el próximo día 24, permitirá la actuación directa de la Inspección Urbanística Andaluza en este tipo de casos, además de para incoar expedientes de restablecimiento de la legalidad territorial y sancionadores en parcelaciones urbanísticas como las precintadas”, explica la Junta.

Esta normativa “permitirá actuar de una manera inmediata” frente a actuaciones en curso de ejecución.

Esta actuación en Barbate se ha producido tres días después de que la Consejería haya acordado el inicio de un procedimiento sancionador por una nueva parcelación urbanística detectada en suelo no urbanizable de especial protección en Arcos de la Frontera, para la que se ha propuesto una sanción de 829.125 euros.