El flamenco abraza al bolero en «Alma» de Sara Baras, estreno mundial en Sevilla

La bailaora arranca una «extensa» gira nacional en el Teatro de la Maestranza

Sara Baras y Menéndez, director del Maestranza
Sara Baras y Menéndez, director del Maestranza FOTO: La Razón Kiko Hurtado

«El flamenco abraza al bolero y el bolero se deja abrazar», dijo la bailaora y coreógrafa Sara Baras de su nuevo espectáculo, cuyo estreno absoluto será mañana viernes en el Teatro de la Maestranza de Sevilla, donde también podrá verse sábado y el domingo antes de girar por España y París. Sevilla será el punto de partida de una «extensa» gira.

El nuevo espectáculo de Sara Baras «por encima de todo habla del corazón flamenco y del alma del bolero», es «una fusión con boleros intentando introducir melodías conocidas, que todos tenemos presentes, con palos del flamenco más tradicional», explicó la bailaora en la presentación de «Alma». «El detalle que añade el bolero es precioso; yo no olvido mi baile pero he añadido posturas que no son tan flamencas aunque irá todo perfectamente unido», indicó la artista, y añadió que, en lo musical, este «Alma» no inventa nada nuevo, en alusión a los artistas flamencos que desde los años veinte hicieron sus particulares interpretaciones de boleros muy conocidos.

«El detalle que añade el bolero es precioso; no olvido mi baile pero añado posturas que no son tan flamencas»

El nuevo espectáculo forma parte del crecimiento personal y artístico de la bailaora y de su compañía, quienes siempre han trabajado con honestidad, según señaló la propia artista al referirse a los reproches de cierto sector del público que en alguno de sus espectáculos ha ido en busca de un flamenco más ortodoxo. Sara Baras, que estará acompañada por un cuerpo de baile de siete bailaores y por siete músicos, ha dedicado su nuevo espectáculo al público y a su padre, que fue quien desde pequeña la acercó al mundo de los boleros. La bailaora explicó que las conocidas melodías de los boleros, con esta fusión, van a acercar el flamenco a esa parte del público que siempre muestra inseguridad ante la posibilidad de disfrutar de un espectáculo flamenco sin saber distinguir entre palos flamencos como seguiriya, soleá, taranto o garrotín, y por eso ha puesto como ejemplo el bolero «Nostalgia» fusionado con una seguiriya de Manuel Torres. Al referirse a las coreografías, Baras dijo que el bolero «tiene unos pasos entre comillas sencillos, y muy lentos» y que al mezclarlo con el flamenco –la coreógrafa dice «mezclarlo con lo nuestro»– hace que los bailaores se «paren» y sientan cada nota.

Sara Baras junto al director general del Maestranza, Javier Menéndez
Sara Baras junto al director general del Maestranza, Javier Menéndez FOTO: La Razón Kiko Hurtado

En la danza «el bolero ha representado siempre su elegancia», dijo antes de referirse a los músicos de su espectáculo, ya que la conversión de un garrotín en un bolero o un bolero en una soleá no es solo cosa del cuerpo de baile, sino algo que, insistió, «tenemos que hacer los músicos y los bailaores juntos». Sara Baras mostró su orgullo por los artistas que ha convocado para «Alma», entre ellos Juana la del Pipa, que es su voz femenina de todo el flamenco actual y que interpretará el bolero «Toda una vida», mientras que «Algo contigo» será interpretado por Rancapino Chico, descendiente directo del dueño de la voz masculina que es la preferida por la coreógrafa.

El piano de Alex Romero ha sido reservado para el bolero “Vete de mí”, ha indicado la bailaora, quien ha bromeado diciendo que ha confeccionado un programa que también parece “un disco”, por los diez boleros seleccionados para ser fundidos con un palo flamenco distinto cada uno.

La artista estrena la obra en Sevilla antes de embarcarse en una gira nacional
La artista estrena la obra en Sevilla antes de embarcarse en una gira nacional FOTO: La Razón Kiko Hurtado

Tras insistir en que se siente “nerviosa y orgullosa” por volver en Sevilla, Sara Baras, que con su compañía ya ha dirigido e interpretado quince espectáculos a lo largo de veinticinco años, alguno de ellos Premio Nacional de Danza como el que, inspirado en la obra de Federico García Lorca, tituló “Mariana Pineda”, ha confesado que su mayor aspiración ahora es que su nuevo montaje quede “clavado en el alma del público”