Detenidas cinco personas tras frustrar un alijo de más de 1.100 kilos de hachís en Algeciras

La Policía Nacional desmantela dos guarderías de sustancias estupefacientes

Fardos de hachís interceptados. POLICÍA NACIONAL
Fardos de hachís interceptados. POLICÍA NACIONAL FOTO: POLICÍA NACIONAL POLICÍA NACIONAL

Agentes de la Policía Nacional, en el marco del Plan Meridional, han detenido a cinco personas en la provincia de Cádiz, a quienes han interceptado un total de 1.119 kilogramos de hachís y un vehículo de alta gama que había sido sustraído previamente. Durante la operación, los agentes han conseguido frustrar un alijo y desmantelar dos guarderías de sustancias estupefacientes.

Según indicó la Policía, la intervención policial comenzó al establecerse en Algeciras un dispositivo de vigilancia de costas por zonas habitualmente utilizadas para la realización de alijos. En esos momentos, los agentes observaron un vehículo que, tras realizarse diversas comprobaciones en las bases de datos policiales, resultó que había sido sustraído previamente. El vehículo se dirigía a una zona conocida como Las Pantallas, donde habitualmente se lleva a cabo el transporte de sustancias estupefacientes. De allí salió cargado con fardos de hachís hacia una urbanización de Algeciras, donde permaneció estacionado junto a una vivienda hasta que, unas horas más tarde, fue trasladado al interior de un garaje situado en otra calle. Con esta información, los agentes accedieron al garaje, donde encontraron el vehículo sustraído y 15 fardos de hachís apilados en la pared, que arrojaron un peso bruto aproximado de 564 kilos. Posteriormente, se procedió a la detención de la moradora de la vivienda contigua y de una segunda persona, y se llevó a cabo una entrada en la vivienda donde el vehículo permaneció estacionado previamente. Allí los agentes hallaron otros 15 fardos de hachís en el hueco de la escalera, cuyo peso bruto era de 555 kilogramos. Seguidamente, se procedió a la detención de dos personas más, acusadas de un delito contra la salud pública. Uno de ellos fue localizado tras haber huido por uno de los dormitorios de la planta superior, intentando evadirse de la intervención policial. Finalmente, fue detenida una quinta persona acusada del mismo delito.