La Junta desmiente a los sindicatos: la afluencia a las Urgencias es menor que en 2019

Según datos de la Consejería de Salud, en diciembre se atendieron 323.131 pacientes, 243 menos que en la misma fecha de hace dos años

Una sanitaria atiende a un paciente del servicio de Urgencias
Una sanitaria atiende a un paciente del servicio de Urgencias FOTO: JUNTA JUNTA

Ni las Urgencias están saturadas ni con una presión asistencial más elevada de lo normal. La Consejería de Salud ha querido desmentir a los sindicatos sanitarios, que han denunciado la situación de «desbordamiento» que sufre, sobre todo, la Atención Primaria y que, según ellos, ya está repercutiendo en los servicios de Urgencias de los hospitales andaluces.

Ante esta crítica, la Consejería de Salud que capitanea Jesús Aguirre asegura que la afluencia a las áreas de Urgencia se mantiene prácticamente igual que en el año 2019 e, incluso, está por debajo de los niveles habituales para esta época del año. Para respaldar tales afirmaciones, la consejería publicó ayer en una nota de prensa dando a conocer los datos de afluencia.

Según sus informes, el pasado diciembre se atendieron 323.131 urgencias, 243 menos que en diciembre de 2019, cuando la pandemia aún no había explotado. Estos datos, recalcan desde Salud, ponen de manifiesto que la presión en estas áreas se encuentra por debajo incluso de los niveles habituales para esta época del año. Por su parte, los datos de urgencias atendidas en atención primaria se mantuvieron en el 2021 por debajo de los registrados en el 2019. Así, los pacientres atendidas el año pasado fueron 5,4 millones mientras que en el 2019 se elevaron a 6,8 millones, detalla el documento .Por su parte, en diciembre del 2021 las urgencias atendidas han sido 553.529, mientras que en el mismo mes del 2019 ascendieron a 644.913 urgencias.

En cualquier caso, afirman desde la Junta, como cada año los centros hospitalarios cuentan con el Plan de Alta Frecuentación que se activa en invierno y que supone la monitorización de los datos de actividad para abordar de manera coordinada un posible incremento de la demanda asistencial urgente durante los meses de invierno. El plan establece líneas estratégicas para hospitales y distritos sanitarios del Servicio Andaluz de Salud, de forma que puedan ofrecer una respuesta «eficaz y coordinada» ante un previsible aumento de la demanda asistencial. Este plan se adapta a las circunstancias de cada año por los equipos directivos y profesionales de todos los centros sanitarios públicos de Andalucía.

No obstante, el sindicato de enfermería Satse criticó esta semana que el «desbordamiento» de la Atención Primaria, que está recayendo directamente sobre los enfermeros por «las deficiencias del sistema sanitario, provocadas fundamentalmente por la falta de personal y la nula planificación y organización de los gestores».

Espadas pide una reunión

El líder de los socialistas andaluces, Juan Espadas, por su parte, sigue manteniendo la versión de que la sanidad está «colapsada». Con motivo de su asistencia al Comité Federal del PSOE, en Madrid, Espadas aprovechó para afear la actitud del presidente de la Junta, Juanma Moreno, a quien achaca «dar la espalda a la situación de colapso que vive la sanidad pública andaluza». Para abordar esta situación, el socialista confía en que, «a la vuelta de las vacaciones» pueda mantener una reunión con Juanma Moreno, aunque aún no haya obtenido respuesta a la carta que le remitió esta semana sobre la celebración de un debate en el Parlamento del que salga un plan de choque frente «al colapso de la sanidad».

Espadas insistió en la negativa del presidente de la Junta a reunirse con él, una señal de que «pese a que el Gobierno andaluz diga que quiere buscar esa fórmula que todo el mundo comparte del acuerdo, la negociación y la moderación, al final lo que hay detrás es soberbia y dar la espalda a la realidad de la necesidad de una sanidad pública fuerte».