Marín señala que Garzón debería llevar ya “dos años en la calle”, pero Sánchez no lo cesa para mantener el “sillón en la Moncloa”

El vicepresidente andaluz pide al Gobierno que garantice la “calidad” de los test además de fijarles un precio máximo “asequible”

El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín. EFE/Jorge Zapata.
El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín. EFE/Jorge Zapata. FOTO: Jorge Zapata EFE

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín (Cs), ha manifestado este jueves que el ministro de Consumo, Alberto Garzón, debería llevar ya “dos años en la calle”, pero el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no lo cesa porque tiene que mantener “el sillón en la Moncloa”.

En declaraciones a Telecinco, recogidas por Europa Press, ha insistido en que le extraña que Garzón “no lleve ya dos años en la calle” después de que hemos “sufrido” sus declaraciones “despreciando” tanto al sector turístico como, en estos momentos, al sector ganadero y cárnico. En su opinión, con sus palabras sobre la calidad de la carne que se produce en España ha provocado una situación “completamente innecesaria” en el sector ganadero, el cual contribuye al crecimiento económico y a la creación de empleo, al tiempo que ha garantizado el suministro de productos a la población durante toda la pandemia.

Ha lamentado que Garzón, en vez de dedicarse a trabajar por este país, se dedique a poner en “tela de juicio” la profesionalidad de los trabajadores del sector cárnico o del turismo y la calidad de productos como la carne.

“Si yo fuera Sánchez, hace dos años que estaría en la calle, pero a Sánchez le interesa más mantener el sillón de la Moncloa”, ha sentenciado el vicepresidente de la Junta.

Test de antígenos

Por otro lado, el vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, ha defendido este jueves que el Gobierno central debe “ocuparse de garantizar el control de calidad” de los test de antígenos para detectar infecciones de Covid-19, además de fijarles un precio máximo que sea “asequible para todos”.

Así lo ha manifestado el vicepresidente andaluz en una entrevista en Tele 5, recogida por Europa Press, en la misma jornada en la que la Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos fijará el precio máximo de dichos test de antígenos en farmacias.

Al respecto, Juan Marín ha indicado que le “preocupa mucho el control de la calidad” de estas pruebas, algo que “tiene que ser fundamental” y debería ser “la primera cuestión que el Gobierno tendría que ocuparse de garantizar, donde hay que centrar todo el esfuerzo por parte del Ejecutivo”, según ha opinado.

“A partir de ahí, hay que fijar un precio máximo que sea asequible”, ha añadido el vicepresidente, quien ha puesto de manifiesto que el “precio medio” de estos test en Europa oscila “entre tres, 3,70 en algunos países y seis euros”, e incluso “en algunos países como Francia, cuando los compras ‘on line’ te cuestan 99 céntimos, pero te los tienen que enviar a casa”, ha abundado.

De este modo, Marín ha considerado que “fijar ese precio” máximo “es necesario”, y el Gobierno debe procurar que sea “asequible para todos”. “Es lo razonable en una situación excepcional que es temporal”, y teniendo en cuenta que “el test, igual que las mascarillas, nos ayuda a evitar la expansión del virus”, ha comentado.

“Convivir con el virus”

En cuanto al abordaje de la pandemia de Covid-19, Juan Marín ha apostado por “pensar en la normalidad, en convivir con un virus que llegó y que, afortunadamente, gracias a los niveles de vacunación y a creer a los científicos, estamos dominando y controlando”.

Ha reconocido que la nueva variante ‘Ómicron’ está provocando “más contagios”, pero el virus está siendo “menos virulento”, de forma que “no hay una presión sanitaria provocada en el sistema por la Covid, pero sí por otras patologías”, según ha apostillado, y en esa línea ha comentado que la Atención Primaria “está saturada, entre otras cosas, porque ahora todos acudimos con cualquier síntoma al médico”.

“Pero creo que tenemos que ir a la normalidad”, ha insistido el vicepresidente de la Junta antes de agregar que “hay que creer en la ciencia y, más allá de si es pandemia, es endemia” --una disquisición que ha abogado por dejar en manos de “los científicos”--, hay que habituarse “a explicar esas normas de convivencia que nos recomiendan los científicos”, como las de “lavado de manos, distancias, mascarillas y, cuando haya alguna duda, hacernos un test, porque el test, al final, es una herramienta para evitar la expansión del virus”, según ha insistido Juan Marín para concluir.