Moreno y Muñoz preservan «el diálogo» de la pugna electoral

El presidente andaluz y el alcalde hispalense sientan «las bases» para abordar déficits «históricos» en Sevilla como el metro o Altadis

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (i), junto al nuevo alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz. EFE/José Manuel Vidal
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (i), junto al nuevo alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz. EFE/José Manuel Vidal FOTO: José Manuel Vidal EFE

Dos semanas después de su toma de posesión, el nuevo alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, fue recibido en San Telmo por el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. Ambos líderes, de talante conciliador y moderado, coincidieron en la necesidad del trabajo conjunto para impulsar a la capital andaluza y, con ella, a la comunidad. «Se llega mucho más lejos cuando administraciones de diferente color político cooperan. Lo que quiere la gente es que las cosas mejoren. Caminemos juntos», señaló el presidente Moreno tras un encuentro para el que Muñoz pedía «gestión y reivindicación». «El diálogo», defendieron, debe quedar fuera de la contienda electoral.

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, (i) recibe al recién nombrado alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, (d) en el Palacio de San Telmo. Joaquín Corchero / Europa Press
El presidente de la Junta, Juanma Moreno, (i) recibe al recién nombrado alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, (d) en el Palacio de San Telmo. Joaquín Corchero / Europa Press FOTO: Joaquin Corchero Europa Press

Moreno y Muñoz abordaron «proyectos estratégicos» para Sevilla. «El diálogo institucional refleja normalidad democrática. Lo mejor para Andalucía y Sevilla es cooperar. Y el alcalde Antonio Muñoz tiene mi mano tendida y mi voluntad para avanzar», añadió el presidente andaluz. Moreno recordó que la Junta ha «recuperado el Hospital Militar, el Estadio de la Cartuja e impulsado grandes mejoras para la ciudad». «Sigamos en el camino del entendimiento», pidió. Los grandes asuntos que están sobre la mesa son: la licitación del metro; el Consorcio de la Expo del 29; contemplar Altadis como un proyecto de interés estratégico; la atención primaria; y los barrios pobres.

En relación al proyecto de Altadis, la Junta se compromete a declararlo como de interés estratégico «prácticamente de manera inmediata» con el objetivo de acelerar los plazos de tramitación. El regidor hispalense incidió en «la velocidad mayor» con la que contará la iniciativa, que conlleva, «una inversión importantísima que no ocurre todos los días».

Moreno incidió en que Sevilla «tiene que ser protagonista» de muchas actuaciones de su Gobierno. Sobre el metro, con un retraso de décadas, Antonio Muñoz señaló que «lo mejor que puede ocurrir» es la próxima licitación del tramo Norte de la línea 3. El regidor apuntó a la visita de la ministra de Transporte Raquel Sánchez el 26 de enero para que «disipe cualquier tipo de duda» sobre la cofinanciación del Ejecutivo central. Moreno y Muñoz también coincidieron en no usar el metro «como un arma arrojadiza desde el punto de vista político».

El presidente andaluz y el alcalde hispalense abogan por políticas «más ambiciosas» en los barrios más pobres

Sobre la situación respecto a los barrios más pobres del país, muchos de los cuales radican en Sevilla, el presidente andaluz señaló que las actuaciones deben ser «mucho más audaces» y el trabajo debe ser conjunto para buscar «un ángulo distinto» al problema, para que Sevilla «deje de ser noticia por tener algunos de los barrios más pobres de España». Antonio Muñoz abogó por estudiar «la manera de intervenir en esas zonas» y ser «más ambiciosos», buscando el apoyo de la administración central también a través instrumentos específicos como los planes integrales. Sobre las infraestructuras, Muñoz pidió un proyecto común en el que Gobierno, Junta, Ayuntamiento y otras instituciones sumen esfuerzos para «acelerar algunos déficits» de cara a 2029 y el centenario de la Exposición Iberoamericana de 1929.

Moreno resaltó también el proyecto de la Ciudad de la Justicia impulsada por la Junta, que tiene el objetivo de ser la más modernas de España. Asimismo, ambos dirigentes trataron una solución al mercado de Atarazanas.