“La diosa Razón” evidencia la “armonía” de los Machado cuando escribían teatro

La obra ha sido recuperada a partir de los 4.000 folios manuscritos del fondo machadiano adquirido por la Fundación Unicaja, que han sido objeto de una exposición, y publicada por Alianza Editorial

Antonio y Manuel Machado, dos hermanos unidos por las letras y separados por la guerra
Antonio y Manuel Machado, dos hermanos unidos por las letras y separados por la guerra

En las obras de teatro escritas por Antonio y Manuel Machado “es muy difícil separar lo que hacía uno de lo que aportaba el otro, era tal la armonía entre los dos que no se puede distinguir qué es de uno y qué de otro”, ha dicho a Efe el filólogo y escritor Antonio Rodríguez Almodóvar a propósito de la obra de teatro “La diosa Razón”, hasta ahora inédita.

Rodríguez Almodóvar y Rafael Alarcón Sierra han sido los responsables de la edición de la obra de teatro “La diosa Razón”, que esta semana centrará las jornadas divulgativas dedicadas a los dos poetas hermanos, organizadas por la Fundación Unicaja y en las que intervendrán el exvicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra y especialistas en los Machado como Monique Alonso, Alberto Romero Ferrer y Mercedes de Lecea Machado.

“La diosa Razón” ha podido ser recuperada a partir de los 4.000 folios manuscritos del fondo machadiano adquirido por la Fundación Unicaja, que han sido objeto de una exposición, y publicada por Alianza Editorial.

Según ha explicado a EFE Rodríguez Almodóvar, Antonio y Manuel Machado empezaron a escribir “La diosa Razón” en junio de 1934 y José Machado, que solía pasar a limpio las obras de sus hermanos, aunque también a mano, efectuó su trabajo entre 1935 y 1936.

Entre los manuscritos adquiridos por la Fundación Unicaja parecía que había una copia completa pero, según Rodríguez Almodóvar, una primera lectura bastó para comprobar que no era así y que parte de aquellos folios pertenecían a otra obra de teatro -Manuel y Antonio siempre trabajan en dos o tres obras a la vez, ha señalado el editor-.

En 1934, “ambos hermanos se ven a diario porque Antonio ya está en Madrid, desarrollaron entonces una intensa labor de trabajo conjunto, y parece que están más cerca que nunca”, ha añadido para recordar que aquella situación no duró mucho tiempo porque con la Guerra Civil quedaron separados y ya no volverían a verse más.

Los editores de la obra han llegado a la conclusión de que José Machado no pudo revisar la versión definitiva de “La diosa Razón” y que los fragmentos que faltaban en aquellos folios iniciales que se creían completos han debido ser buscados, revisados y unidos “como si fuera un rompecabezas”.

Finalmente eran 428 folios manuscritos con textos relacionados con la obra, algunos sólo con fragmentos o acotaciones más o menos marginales, y tras dos revisiones de todo el material, los editores pudieron completar en cuatro actos esta obra ambientada en la Revolución Francesa y sobre el advenimiento de Napoleón, con numerosas referencias a la historia de Teresa Cabarrús.

En las jornadas, que se celebrarán el miércoles y el jueves en el Ateneo de Sevilla y serán abiertas por una conferencia de Alfonso Guerra, Rodríguez Almodóvar y Rafael Alarcón Sierra intervendrán en un coloquio en el que, bajo el epígrafe “La última obra teatral de los hermanos Machado: reparación y edición”, explicarán el trabajo de investigación sobre los casi 800 folios manuscritos que integran la totalidad de la segunda adquisición del archivo de los Machado efectuada por la Fundación Unicaja.

El jueves, Monique Alonso, investigadora y una de las impulsoras de la Fundación Antonio Machado Collioure, hablará de la relación de Antonio Machado con sus hermanos durante el exilio; el catedrático de Literatura Española Romero Ferrer ubicará “La diosa Razón” en el contexto del teatro machadiano, y la sobrina-nieta de Antonio Machado Mercedes de Lecea Machado.

La Fundación Unicaja adquirió en 2003 un primer lote de fondos machadianos y en 2018 compró el resto del archivo familiar y era en este segundo lote donde, además de cartas, fotografías familiares y documentos de Manuel Machado, se hallaban los manuscritos y fragmentos de distintas obras teatrales inéditas, entre ellas los de “La diosa Razón”.