Andalucía se reencuentra con la Semana Santa el Viernes de Dolores

En Sevilla salieron las primeras cofradías y Granada veneró al Cristo de los Favores en el Campo del Príncipe

Salida de la hermandad de Pino Montano, en Sevilla
Salida de la hermandad de Pino Montano, en Sevilla FOTO: Kiko Hurtado La Razón

Se acabó la espera. Tras una intensa cuaresma de preparativos, Andalucía se dispone a vivir intensamente la Semana Santa, una celebración que retoma el pulso en la calle tras dos años en blanco por la pandemia. La baja incidencia del coronavirus en la comunidad autónoma permitirá que apenas haya restricciones, tan sólo la recomendación de usar la mascarilla en las aglomeraciones y los test de antígenos para costaleros y hombres de trono 24 horas antes de la salida. La jornada del Viernes de Dolores fue una antesala vibrante, marcada por la presencia de los primeros nazarenos y los ritos en torno a devociones muy arraigadas.

En Córdoba, la tradición de venerar a la Virgen de los Dolores congregó a una multitud en la iglesia de San Jacinto. El año pasado las medidas de seguridad estuvieron muy presentes y ayer la estampa era muy parecida a la habitual. Largas colas en la plaza de Capuchinos y ambiente de fervor y recogimiento en el templo. El presidente de la Junta, Juanma Moreno, rindió pleitesía a la imagen junto al alcalde, José María Bellido. El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ofició la misa de regla. Por la tarde, una docena de hermandades celebraron el vía crucis.

En Sevilla, la jornada estuvo marcada por la salida de las primeras cofradías por los barrios. Ambiente festivo en Pino Montano, con los vecinos acompañando a Nuestro Padre Jesús de Nazaret y a la Virgen del Amor. En Bellavista, la parroquia del Dulce Nombre se encontraba en obras y la cofradía tuvo que salir de una carpa junto al templo del Sagrado Corazón de Jesús. Otra novedad fue la salida del Cristo de Pasión y Muerte desde el templo del colegio de los Salesianos de Triana. De esta manera, el crucificado salió en vertical por la puerta principal de la iglesia, y no en horizontal como venía haciéndolo cada Viernes de Dolores.

Público contemplando la hermandad de Pino Montano, en Sevilla
Público contemplando la hermandad de Pino Montano, en Sevilla FOTO: Kiko Hurtado La Razón

La Misión, desde Heliópolis, y el Cristo de la Corona, de la parroquia del Sagrario, fueron otras hermandades que salieron a la calle congregando a mucho público, ansioso de volver a sentir el olor y los sonidos propios de la Semana Santa. Un rito más íntimo fue el de la bajada de la Virgen del Valle desde su altar de septenario en la iglesia de la Anunciación, que recuerda la inminencia del Domingo de Ramos.

En Granada, el monumento en piedra al Cristo de los Favores protagonizó un acto extraordinario de veneración en el Campo del Príncipe, en acción de gracias por la remisión de la pandemia y para pedir que acabe la guerra en Ucrania. Este acto se repitió hace ahora 81 años, convirtiéndose en la antesala de la Semana Santa granadina.

Monumento al Cristo de los Favores, en Granada
Monumento al Cristo de los Favores, en Granada FOTO: La Razón La Razón

«Es una de las imágenes que más fervor despierta en los habitantes de esta ciudad y de distintas poblaciones de la provincia granadina», aseguró el hermano mayor de los Favores, Juan Antonio Romera. Ante esta imagen, a la que el Ayuntamiento concedió en 2003 la medalla de oro de la ciudad, es tradicional que se celebre el acto de la oración de las Cinco Llagas del Viernes Santo. Tiene lugar a las 15:00 horas, la hora nona, con la presencia de miles de granadinos en actitud silente. Este año se recuperará tras la pandemia, después de que en 2021 se celebrara en la parroquia de San Cecilio.

En Cádiz, emocionado reencuentro el que vivieron ayer los gaditanos con su Semana Santa. A las siete de la tarde, después de dos años de larga espera, hacía su salida de la iglesia de San Lorenzo el paso de la Virgen de los Dolores, de la Orden Servita.

Su recorrido, cargado de grandes momentos de emoción y sentimiento, estuvo acompañado por cientos de gaditanos, que no quisieron faltar a una cita tan esperada por todos. La carrera oficial ya está preparada para albergar el tránsito de las cofradías en este año tan especial.