Suspendidas las nuevas sesiones del juicio de los ERE del corcho al ingresar un letrado por Covid

El caso abarca las ayudas concedidas entre 2001 y 2007 por importe de 8.408.096,42 euros

Los acusados en la pieza separada del caso ERE relativo a las ayudas al sector del corcho, ante el tribunal que los está juzgando.
Los acusados en la pieza separada del caso ERE relativo a las ayudas al sector del corcho, ante el tribunal que los está juzgando. FOTO: Eduardo Briones / Europa Press Europa Press

La Sección Cuarta de la Audiencia de Sevilla ha suspendido finalmente las sesiones que tenía fijadas para este martes y miércoles del juicio iniciado el pasado 15 de marzo, por las ayudas autonómicas a empresas vinculadas al sector del corcho, como Corchos y Tapones de Andalucía (Cortansa), Corchos de Cazalla, Servicios y Mantenimiento de Cazalla, Enoworld y Corchos Higuera, con cargo a la partida presupuestaria 31L de la Junta de Andalucía, con la que eran sufragados los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos e incluso innecesarios y subvenciones arbitrarias y sin publicidad.

En concreto, la sesión de este martes estaba destinada a continuar con las declaraciones de los testigos, en este caso F.A. y D.R.Y., quienes han acudido a su citación. No obstante, tanto la sesión de este martes como la del miércoles han sido suspendidas, dada la situación de uno de los abogados defensores al estar hospitalizado tras haber sido infectado de coronavirus Covid-19.

Los acusados, recordémoslo, son Ángel Rodríguez de la Borbolla -hermano del expresidente socialista de la Junta José Rodríguez de la Borbolla y exalcalde de Cazalla de la Sierra por el PSOE-, por su papel de socio mayoritario, administrador único o apoderado de las empresas investigadas; el actual alcalde de Cazalla, Sotero Manuel Martín Barrero, como partícipe del capital societario y de los órganos de administración de varias de las empresas; el coadministrador de las empresas Rogelio B.M.; un empresario portugués administrador de hecho de varias de las entidades, identificado como Fernando Pedro M.O.; y un responsable bancario identificado como Gerardo C.E.

CASI 8,5 MILLONES

En conjunto, el caso abarca las ayudas concedidas entre 2001 y 2007 por importe de 8.408.096,42 euros a este grupo de empresas, “prescindiendo absolutamente de los principios y procedimientos legalmente establecidos para ello, sin fiscalización, justificación ni control previo, y, en definitiva, de forma fraudulenta y arbitraria”, según el juez instructor José Ignacio Vilaplana.

El Ministerio Público, en su escrito de acusación, considera que los investigados son responsables de un delito de prevaricación en concurso medial con un delito de malversación, por lo que solicita para Rodríguez de la Borbolla la pena de siete años de prisión y 17 años de inhabilitación absoluta; seis años de cárcel y 15 años de inhabilitación absoluta para Rogelio B.M., Fernando Pedro M.O. y Sotero Martín, y cuatro años de prisión y 12 años de inhabilitación absoluta para Gerardo C.E., así como el pago de distintas indemnizaciones a favor de la Junta de Andalucía.

LOS ACUSADOS DECLARARÁN AL FINAL DEL JUICIO

No obstante, todos los acusados se han declarado inocentes ante el tribunal del juicio, que en la segunda sesión accedía a sus peticiones de declarar tras las pruebas testificales y periciales en lugar que antes de las mismas.