Macarena Olona será candidata pese a la baja en el padrón de Salobreña (Granada)

La Junta Electoral rechaza el carácter retroactivo aunque llegue prosperar el expediente abierto

Lo que se vaticinaba como un «win-win» para la ultraderecha, con mucho más que perder que ganar –de ahí que los grandes partidos rechazaran recurrir–, se ha confirmado. Macarena Olona fue confirmada por la Junta Electoral de Granada como candidata a las elecciones del próximo 19 de junio a pesar de tener un expediente para darla de baja en el padrón en Salobreña (Granada). La Junta Electoral Provincial entiende que cuando se presentó la candidatura la documentación era correcta y «no encuentra obstáculo legal alguno para la proclamación de la candidatura cuestionada». Señala asimismo que cualquier otra decisión «comprometería garantías constitucionalmente reconocidas».

El órgano entiende que no es «suficiente» cuestionar el domicilio por noticias publicadas. La baja del padrón es posterior –de 20 de mayo– a la presentación de la candidatura, por lo que se da por buena. Olona se inscribió como vecina de Salobreña el 25 de noviembre del pasado año. El órgano señala que si finalmente se concluye que la inscripción en el padrón de Olona no es válida en ningún caso tendría «carácter retroactivo».

El partido de Abascal, que viene utilizando el victimismo, señaló que se reserva acciones legales por la polémica del empadronamiento. «Ejercitaremos todas las acciones legales pertinentes», señaló el partido de ultraderecha, que anunció que Macarena Olona presentó ante la Guardia Civil una denuncia contra la alcaldesa de Salobreña por un presunto delito electoral, de prevaricación administrativa y vulneración de los derechos fundamentales. La postura del PP, en todo momento, ha sido la de desear que estén todos los candidatos para confrontar en las urnas. El candidato de PSOE-A, Juan Espadas, señaló que «mucho se ha hablado» del asunto y pidió debatir sobre «problemas de Andalucía». Ferraz insistió en que Olona ha incumplido la ley pese al visto buena de la Junta Electoral. Por su parte, Andaluces Levantaos –el partido que denunció a Olona– recurrirá «hasta la última instancia oportuna» para que se «anule» la candidatura.