Sevilla

El presidente de Abengoa supedita la salvación a fondos privados como “vía más rápida y sin aprobación de Bruselas”

La empresa recurre el auto de liquidación y presenta una oferta vinculante de RCP y Sinclair

El presidente de Abengoa, Clemente Fernández, ha supeditado la salvación de la multinacional, exclusivamente, a la inyección de fondos privados. “La solución que pretenden buscar las administraciones públicas ya la tenemos con financiación privada. Lo otro sería muy complejo y sería irse al largo plazo”. Así lo ha expresado en declaraciones a Canal Sur Radio en las que el presidente de la compañía ha insistido en la idea de que la empresa “necesita con urgencia la entrada de dinero nuevo”. En este sentido, la financiación privada es una “opción diferente, inmediata y que no necesita aprobación de nadie, salvo el juez”.

Fernández ha defendido la oferta presentada por la dirección procedente de un fondo de capital consistente en 200 millones en circulante y 300 millones en avales -”aunque si fuera necesario incrementar esas cantidades, se haría”- y que abarca a “todas las unidades de negocio”, por lo que permite “garantizar carga de trabajo”.

El presidente de Abengoa ha recordado que sería un juez “quien decida” al respecto de la oferta. “Los acreedores tienen para votar hasta el 1 de septiembre, y si aceptan el convenio, se pondría en marcha la financiación privada. En cualquier caso, para salvar a Abengoa hacen falta esos fondos”, ha insistido, al tiempo que ha destacado que la entrada de dinero público en una empresa en concurso de liquidación es “compleja”.

La ministra de Industria, Reyes Maroto, (2d) junto al Alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, (d) el consejero de Economía, Rogelio Velasco, (i) y el representantes de los trabajadores de Abengoa durante la reunión de la Junta de Andalucía y el Gobierno de España para abordar el futuro de la multinacional. Joaquín Corchero / Europa Press
La ministra de Industria, Reyes Maroto, (2d) junto al Alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, (d) el consejero de Economía, Rogelio Velasco, (i) y el representantes de los trabajadores de Abengoa durante la reunión de la Junta de Andalucía y el Gobierno de España para abordar el futuro de la multinacional. Joaquín Corchero / Europa Press FOTO: Joaquin Corchero Europa Press

Por último, Fernández ha subrayado que si la citada oferta privada se acepta, “la entrada de dinero puede estar en septiembre” y ha querido dejar claro que seguirá siendo presidente “hasta que la resolución sea firme”, en relación a la decisión del juez del Tribunal de Instancia Mercantil encargado del proceso concursal de abrir la fase de liquidación y la disolución de la matriz histórica de Abengoa.

Oferta

El Gobierno y la Junta de Andalucía acordaron este lunes “acotar” la red de alrededor de 300 filiales de la multinacional Abengoa susceptibles de ser salvadas, algo que pasará necesariamente por que tengan actividad de negocio y carga de trabajo. La operación en cualquier caso requerirá del aval de Bruselas, según ambas administraciones, cuyos trabajos arrancan este martes con una mesa técnica de trabajo que debe analizar el plan de viabilidad que presente la multinacional para salvarse de la quiebra.

Abengoa ha presentado un recurso de reposición frente al auto de liquidación del procedimiento concursal abierto por el Tribunal de Instancia Mercantil de Sevilla y lo ha acompañado de una oferta vinculante de RCP y Sinclair por la que se comprometen a invertir en el grupo más de 200 millones de euros.

Según informó anoche la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en el recurso alega que la resolución del tribunal se ha dictado “sin agotar el plazo procesal límite para la aportación de la propuesta ordinaria de convenio”, por lo que pide un nuevo plazo.

La compañía sevillana también ha presentado una propuesta de convenio concursal que contempla una quita del 97%, con un pago del 3% a 8 años, y un primer año de carencia; con una alternativa de optar por la conversión del crédito resultante de la quita en un préstamo participativo remunerado con un máximo del 4% del beneficio antes de impuestos ordinario de la actividad, hasta un límite de 2 millones de euros anuales para cada ejercicio.

La propuesta de convenio se acompaña a su vez de una carta de intenciones de RCP y la entidad Sinclair Capital de invertir en el grupo Abengoa un importe total y conjunto superior a 200 millones de euros.

“Con la citada carta de intenciones se abre un periodo para que las partes continúen las conversaciones encaminadas a definir los términos y condiciones particulares de la operación y consiguiente cierre de los documentos definitivos de la transacción tras el proceso de negociación entre las partes”, explica Abengoa.

La operación recogida en esta carta de intenciones contempla la adquisición/reintegración de unidades productivas u otros activos de valor de las sociedades filiales de Abengoa con el fin de incrementar la actividad industrial en los sectores de energía, agua y medioambiente, sin que ello conlleve la salida de las unidades productivas del perímetro del grupo.

Asimismo, la oferta incluye la aportación de fondos para el pago de los créditos privilegiados en el marco del concurso, así como para la reactivación de unidades productivas de sociedades filiales y su dotación de circulante suficiente para el desarrollo de negocio y de avales destinados al mantenimiento de la actividad de todas ellas.

La oferta contempla además la aportación de contratos por parte de RCP y Sinclair con el objetivo de dar mayor valor a la actividad de Abengoa, de modo que, junto con la cartera propia del mismo, “contribuyan a la generación de negocio para soportar la reestructuración” del grupo y, en concreto, el pago de los acreedores de la sociedad.

Asimismo, la oferta incorpora la disposición de RCP y Sinclair a negociar con los acreedores titulares de deuda financiera y no financiera asociada a Abengoa para definir un mecanismo que permita, “en la medida de lo posible”, atender las pretensiones de dichos acreedores.