Moreno estrena agenda en Moncloa con el modelo de financiación sobre la mesa

Sánchez trata de descafeinar la cita del 28 de julio convocando a tres presidentes de comunidades del PP con intereses cruzados

El presidente de la Junta en funciones, Juanma Moreno, preside la última reunión ordinaria del Consejo de Gobierno. Eduardo Briones / Europa Press
El presidente de la Junta en funciones, Juanma Moreno, preside la última reunión ordinaria del Consejo de Gobierno. Eduardo Briones / Europa Press FOTO: Eduardo Briones Europa Press

La agenda del que mañana será nombrado de nuevo presidente de la Junta de Andalucía ya tiene una fecha subrayada en rojo: 28 de julio. Pedro Sánchez recibirá el próximo miércoles en el Palacio de la Moncloa a Juanma Moreno. Una cita demandada por el Ejecutivo andaluz y que el presidente del Gobierno de España ha tratado de descafeinar convocando el mismo día a sus homólogos de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco y Galicia, Fernando Rueda, todos ellos del PP. Los intereses de las tres comunidades se cruzan en un asunto crucial como el modelo de financiación.

En este punto principal a abordar, como ya sucedió en junio de 2021, hubo coincidencia en el Gobierno andaluz, antes con el PSOE y ahora con el PP. Andalucía esta «infrafinanciada».Mientras se acomete esa reforma, Moreno espera que se ponga en marcha un fondo transitorio de compensación porque el actual modelo hace «perder» a esta comunidad 4 millones de euros al día. Es necesario que Sánchez, según Bendodo, dé ya al «botón» para empezar a trabajar todos juntos en la reforma del sistema de financiación y que se convoque bien una Conferencia de Presidentes o al Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

La agilización en la llegada de los fondos europeos, transferencias pendientes, inversiones del Estado en Andalucía, déficit y regla de gasto para poder elaborar los Presupuestos y actuaciones para hacer frente al déficit hídrico serán otros asuntos que Moreno plantee.

Adiós, Gobierno del cambio

La undécima legislatura tocó a su fin y hoy arranca en el Parlamento andaluz el debate de investidura de Juanma Moreno. La última reunión ordinaria del «Gobierno del cambio» fue el fin de una coalición PP-C, caracterizada por la unidad. El presidente sigue manteniendo en secreto qué consejeros continuarán y ayer fue un día de agradecimientos y despedidas.

Desde el 26 de enero de 2019 han sido 181 sesiones del Consejo de Gobierno. «Ha sido un orgullo contar con todos ellos y trabajar a su lado estos casi cuatro años», dijo Moreno, que recordó que en este periodo se han aprobado 3.200 acuerdos y 41 iniciativas legislativas. «Siempre estaré agradecido al primer equipo del Cambio en Andalucía», subrayó.

También palabras de «orgullo» y «honor» del vicepresidente Juan Marín y de los consejeros Rocío Ruiz, Alejandro Cardenete por haber formado parte del Gobierno y la conciencia tranquila por haberse «dejado la piel» por Andalucía. Todo indica que Rocío Blanco, consejera de Empleo, permanecerá en el cargo y más dudas hay sobre el otro miembro de Ciudadanos, Rogelio Velasco, para cuyo cargo ha sonado el exrector de la Universidad de Córdoba, José Carlos Gómez Villamandos.

Hola, Ejecutivo del «impulso»

Sea como fuere, antes ha de celebrarse el debate que arrancará hoy con el discurso del candidato popular, que será «absolutamente inclusivo», de forma que «ningún grupo se va a sentir incómodo» al escucharlo, según desveló Elías Bendodo, otro que dijo adiós ayer. Por él puede haber sustituto o sustitutos, porque no está descartado que el presidente apueste por una portavocía política pura y dura, sin cartera, para dar un perfil más técnico a su equipo y permitir a los consejeros, como viene repitiendo, centrarse en la gestión. Porque si ayer concluía el Gobierno del cambio, el lunes empieza a trabajar «el del impulso de Andalucía», como lo ha bautizado Bendodo.

Vox, contra todo

Mientras tanto, Vox avisaba de que «no va a votar a favor de aumentar el número de consejeros» en órganos de extracción parlamentaria, como el consejo de administración de la RTVA o el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA), cuestión sobre la que parece existir consenso en el resto de grupos parlamentarios. «Aumentar el número de consejeros significaría distraer el dinero de los más vulnerables en cargos políticos, por lo tanto nuestra postura va a ser contraria», afirmó el portavoz Javier Cortés. Vox ya ha afirmado que no es partidario de crear más consejerías y propone «eliminar gasto político heredado de los socialistas».