La misión casi imposible de salir de casa de los padres: en Andalucía sólo lo hace el 14% de los jóvenes

El Consejo de la Juventud ratifica que se trata de una de las comunidades donde menos personas de entre 16 y 29 años se emancipan

Un grupo de jóvenes pasea por la Alameda de Hércules, en Sevilla
Un grupo de jóvenes pasea por la Alameda de Hércules, en Sevilla FOTO: María José López Europa Press

El Observatorio de Emancipación del segundo semestre de 2021, presentado este jueves por el Consejo de la Juventud de España, revela que sólo el 14,4% de los jóvenes andaluces de entre 16 y 29 años vive “de forma independiente”. Aunque esta proporción no disminuyó en el último año, Andalucía continúa siendo una de las comunidades en la que menos personas jóvenes lograban abandonar el hogar familiar, según recogen los resultados autonómicos de este estudio, a los que ha tenido acceso Efe.

Tampoco las condiciones laborales de las personas jóvenes mejoraron en 2021 y, aunque el 34,1% estaba trabajando -cuatro puntos más que a finales de 2020- y su tasa de paro había alcanzado el mínimo desde finales de 2008, la temporalidad continuaba siendo la mayor de España y, a su vez, el riesgo de tener un empleo a tiempo parcial de manera involuntaria era elevado (66,7%). Incluso con un puesto de trabajo y un salario, acceder a una vivienda libre es “poco factible”, como viene sucediendo desde hacía años, indica el Observatorio sobre la comunidad andaluza.

Además, el alquiler de una vivienda a finales de 2021 suponía tener que dedicar el 72,1% del salario íntegro de una persona joven.

A diferencia del conjunto de España, las dos modalidades de acceso que no implicaban acudir al mercado libre eran muy habituales, de forma que el 15,2% de las personas jóvenes emancipadas vivía en propiedades totalmente pagadas -que incluye herencias y donaciones- y otro 14,2% en viviendas cedidas por otros familiares.

De acuerdo a los datos nacionales del Observatorio, la emancipación juvenil ha subido en España por primera vez tras 15 años consecutivos de caída. De esta forma, la tasa se ha incrementado 0,7 puntos respecto al semestre anterior hasta situarse en el 15,%.

El perfil del joven emancipado no es tan joven, ya que tiene 29 años, cuenta con un salario un 28% superior al resto, contrato indefinido y estudios superiores terminados.

El documento, publicado en la víspera del Día Internacional de la Juventud, pone de manifiesto que “la precaria” recuperación del empleo no ha ido acompañado de un aumento de los sueldos de los jóvenes trabajadores que consiga reducir “la brecha” entre los altos precios de la oferta de vivienda y la poca renta disponible de quienes la demandan.

La última edición del Observatorio de Emancipación pone especial énfasis en la brecha de género existente entre las personas jóvenes en España. Además, indica que una persona joven debía dedicar 3,8 veces su salario neto anual para poder sufragar la entrada a una hipoteca, mientras el precio del alquiler sigue subiendo.