El volumen de juego se recupera tras el Covid en Andalucía

El bingo tradicional está en declive mientras que el electrónico experimenta un importante auge y las apuestas deportivas suben un 8,6%

El interior de un salón de juegos
El interior de un salón de juegos FOTO: JESUS G. FERIA La Razón

El pasado ejercicio supuso la recuperación del volumen de juego total en Andalucía de 2020, año en el que se vivieron las mayores restricciones por la pandemia con el confinamiento de la población y el cierre de los establecimientos de ocio. En 2021 se recuperó en torno al 48% del volumen total de juego, según las estadísticas de juego privado en Andalucía elaboradas por la Junta. El volumen de juego de 2021 –último dato publicado– representó una recuperación de en torno al 48% del volumen total de juego de 2019, antes del Covid.

Por subsectores, los casinos de juego se situaron en 2021 en parámetros similares a 2016. Respecto a 2020, el volumen de estos establecimientos registró un incremento del 46% en volumen de juego alcanzado respecto a 2019 y el 83,1% del volumen de juego en casinos producido en el año anterior a la declaración del estado de alarma.

En relación al bingo tradicional (con cartones de papel), 2021 confirmó su residual explotación, con menos juego incluso que en 2020.

El bingo electrónico, por contra, mantiene una línea ascendente, con un incremento del 24,5% respecto a 2020. Esta modalidad de juego comenzó en Andalucía en 2019.

En las máquinas recreativas y de azar es donde se aprecian las mayores diferencias. En cuanto al número de unidades de máquinas recreativas instaladas, en 2021 se situó en los parámetros de 2017.

En cuanto al volumen de juego, bajó un 44,7% respecto a antes de la pandemia. Con todo, el pasado año se experimentó una recuperación del 52,5% respecto al pandémico 2020.

Las apuestas deportivas en modo presencial han experimentado un incremento de alrededor del 8,6% respecto a antes de la pandemia. En 2021 se observa un leve descenso en el número de terminales presenciales de apuestas instaladas en los establecimientos de juego, con una reducción del 1,4%. El estudio apunta a «un evidente estancamiento en sus actuales dimensiones del mercado de las apuestas deportivas presenciales en Andalucía», esto es, en salones de juego, salas de bingo y casinos.

En Andalucía se jugaron 182,65 millones de euros en casinos (112,32 en Málaga; 30,22 en Cádiz; 36,91 en Sevilla; y 3,2 en Granada). En los bingos se jugó 1,02 millones y en los bingos electrónicos, 194,25, destacando Málaga (59,4) y Cádiz (52,68). Las máquinas B movieron 1.353,96 millones. Las apuestas, 164,82 millones. El total de volumen de juego en Andalucía fue de 1.896,70 millones de euros. Málaga está a la cabeza, con 477,81 millones; seguida de Sevilla, con 414,77 millones; y Cádiz, con 298,98 millones.

Porcentualmente, el 71% del juego va a máquinas B; el 10% a casinos; otro 10% a bingo electrónico; y un 9% a apuestas.

En los casinos, destaca la ruleta americana, con el 55% de los ingresos; el black jack, con el 36%; el póker Texas Hold’em con el 13%; el póker círculo, con el 12%; y el póker sin descarte, con el 4%.

Con una población de 8.472.407 personas en Andalucía, el gasto real en juego fue de 493.700 euros y el gasto aparente (el gasto real dividido entre la población considerando la hipótesis de que los jugadores son de donde residen) fue de 58,3 euros.

El volumen de juego en 2021, incluyendo apuestas y bingo electrónico, fue de 1.897.183 euros, lo que lleva la estadística a niveles de 2016 o 2017. En relación a 2020, hay un crecimiento de más de 600.000 euros pero respecto a 2019, la caída es de casi 330.000 euros.

El gasto medio por visitante en casino es de 137 euros. Las personas que acudieron en 2021 a estos centros de juego fueron 297.099.

Las terminales de apuestas en Andalucía ascienden a 4.492, de las que 1.054 están en Málaga; 857 en Sevilla; 587 en Cádiz; 552 en Almería; 449 en Huelva; 413 en Córdoba; 328 en Granada; y 252 en Jaén. El volumen de las apuestas ascendió a 164,8 millones, de los que 43,1 corresponden a Málaga; 34,4 millones a Sevilla; y 25,3 a Cádiz.

Andalucía tenía en 2018 3.850 terminales de apuestas. En 2019 subieron a 4.553. En 2020, con la pandemia bajaron a 4.330. El último dato de 2021 es de 4.492.

En cuanto a las personas inscritas en el Registro de Control e Interdicciones de Acceso a los Establecimientos, en 2021 había 16.274 personas: 10.585 hombres y 5.683 mujeres. En tratamiento ambulatorio por adicción al juego, se asistieron a un total de 2.436 personas: 2.276 hombres y 160 mujeres. El año previo, las personas con acceso prohibido se acercaban a las 40.000, por lo que ha bajado a más de la mitad tras la pandemia.

Las infracciones

►Las infracciones en materia de juego y apuestas en plena pandemia no se toman en el informe como dato referencial debido a que «aquel año se adoptaron estrictas restricciones en el funcionamiento de los establecimientos de juego». Así, las infracciones fueron menores que en 2021, cuando se resolvió un total de 276 expedientes sancionadores, del que el 70,6% fue contra organizaciones de juego ilegal o clandestino. A las empresas inscritas legalmente se les resolvieron 81 sanciones, menos que antes de la pandemia. En 2019, el dato fue de 98 infracciones. En 2021 se realizaron un total de 1.113 inspecciones en la comunidad andaluza.