Moreno y el poder andaluz «desde la transversalidad»

El presidente de la Junta exhibe su sintonía con el andalucismo y lamenta que a la comunidad autónoma todavía le queda camino para «influir» en el contexto nacional

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, (d) y el expresidente del Partido Andalucista, Alejandro Rojas Marcos (i)
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, (d) y el expresidente del Partido Andalucista, Alejandro Rojas Marcos (i) FOTO: Joaquin Corchero Europa Press

Una de las claves de la mayoría absoluta conseguida por el PP en Andalucía el pasado 19-J es que ha ensanchado su espectro electoral, obteniendo apoyos a la izquierda, absorbiendo prácticamente a Ciudadanos y arrinconando a Vox. Juanma Moreno ha logrado crear un amplio espacio de centro-derecha desde la moderación y el diálogo, sin renunciar al andalucismo pese a pertenecer a un partido nacional. Precisamente, en su toma de posesión el pasado mes de julio, Moreno abogó por un «nuevo andalucismo orgulloso» en un contexto en el que la comunidad autónoma «debe ser líder en España». El presidente andaluz explicó ampliamente este acercamiento al ideario andalucista y a los símbolos de la autonomía en la presentación del libro «Por un poder andaluz», de José Luis de Villar. La obra repasa la historia del Partido Andalucista y el acto se celebró en un lugar icónico: la casa museo de Blas Infante en Coria del Río (Sevilla), donde tomaron forma el himno y la bandera andaluza.

Moreno, que defendió la necesidad de articular un poder andaluz «desde la transversalidad», estuvo acompañado por Alejandro Rojas Marcos, fundador del PA que se deshizo en elogios hacia el presidente andaluz y con el que mantuvo un coloquio que enmarcó en la «alta política». Moreno señaló que ese poder andaluz no se debe construir «desde un solo sector de la sociedad o desde un determinado sector ideológico» y lamentó que a Andalucía todavía le queda camino para «influir» en España.

«No puede ser que seis diputados determinen las políticas y las inversiones de este país», dijo en referencia al PNV, por lo que instó a los empresarios y a las asociaciones de la comunidad autónoma a «creer en nuestras potencialidades». En este sentido, reivindicó su sentimiento andalucista porque su «pulsión», su «pasión» y lo que más feliz le hace es ser presidente de la Junta, algo que «no cambiaría por nada». Ejemplo de ello es que, en la noche electoral, sacó la bandera de Andalucía para celebrar los resultados. Moreno aseguró que lo primero para él es Andalucía y luego está el PP y remarcó que los partidos nacionales ya respetan los «anhelos» de cada territorio, en el contexto de una España descentralizada.

El PA, a juicio de Moreno, fue el que «abrió la puerta al sentimiento andalucista y ahora, en los últimos cuatro años, según el Centro de Estudios Andaluces, ha crecido casi diez puntos ese sentimiento en la comunidad. El presidente andaluz justificó esta circunstancia en que la ciudadanía ha dejado atrás el «manoseo» de los símbolos por parte «de un solo partido». De hecho, llamó la atención sobre el uso de pulseras con la bandera de Andalucía por parte de militantes de su partido e incluso por empresarios. «Veo el uso de esos símbolos con normalidad».

Moreno no ocultó su admiración por Rojas Marcos, por «esa pasión que pone en todas las cosas» y por su personalidad «arrolladora». Ironizó asegurando que si siguiera en la política activa él no habría obtenido los 58 escaños y destacó que la autonomía se consiguió gracias a personas «audaces, valientes y capaces» como el fundador del PA y exalcalde de Sevilla.

Rojas Marcos, por su parte, se felicitó por el sentimiento andalucista asumido por Moreno. «Andalucía te está enamorando», aunque pidió al presidente que no la deje «tirada» porque la comunidad autónoma «también representa la fealdad por el paro, la dependencia o la marginación». También le agradeció su presencia en el acto, ya que «la política no se hace solo desde la izquierda o desde la derecha o desde Andalucía o España». Y remarcó sus diferencias: «La patria del presidente es España, la mía es Andalucía».

4-D: ¿Día de la bandera de Andalucía?

El fundador del PA, Alejandro Rojas Marcos, lanzó el guante al presidente de la Junta, Juanma Moreno, y éste lo recogió con agrado. Le pidió que declare el 4 de diciembre como el Día de la bandera de Andalucía porque «fue realmente el día más importante de expresión del pueblo andaluz». Esa fecha de 1977 miles de andaluces inundaron las calles para reclamar la autonomía plena. Moreno indicó que su generación aceptó con naturalidad la fiesta del 28 de febrero «y así aparece en el Estatuto de Autonomía». No obstante, aseguró que la propuesta de Rojas Marcos «tiene sentido, nos la tomamos en serio y probablemente saldrá adelante».