Salud

Alerta en Andalucía por niveles extremos de polén de ciprés

La máxima clasificación se debe a temperaturas por encima de los 18 grados y a la falta de precipitaciones que limpien el ambiente

La eficacia de las vacunas contra la alergia al polen es vital para determinar su eficacia
La eficacia de las vacunas contra la alergia al polen es vital para determinar su eficacialarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@7bde1876

La Universidad de Granada (UGR) ha advertido de niveles de polen del ciprés extremos que se registran por unas altas temperaturas unidad a la falta de precipitaciones.

Los valores actuales, que han alcanzado la máxima clasificación por concentración de granos por metro cúbico, responden a temperaturas por encima de los 18 grados y a la falta de precipitaciones que limpien el ambiente.

Estos niveles extremos, que se han mantenido todo el mes, podrían caer si se cumple la previsión de lluvia para este fin de semana.

Según los datos históricos registrados por este departamento desde 1992, la floración de este tipo polínico se ha adelantado varias semanas, lo que ha generado picos de alergia en Granada, Almería y Jaén.

Además, muchos de los árboles tienen sus conos, otros cerrados, y otros ya marchitos, por lo que se podría asumir que la polinización se alargará más de lo previsto ya que puede producirse una floración escalonada.

Por su parte, las parietarias también están presentando una polinización dispar registrándose días con niveles moderados-altos y días con niveles bajos en la misma semana, debido de nuevo a las condiciones meteorológicas.

La unidad especializada de la UGR ha aconsejado a las personas alérgicas a estos dos tipos polínicos que, especialmente durante los días de sol, mantengan las ventanas de las viviendas y oficinas cerradas sobre todo en las horas centrales del día; así como del uso de mascarillas y gafas de sol en la calle.

Uno de los mecanismos más útiles para la prevención de las alergias respiratorias es conocer los niveles de polen del aire, por lo que Granada cuenta desde 1992 con una estación aerobiológica que de manera semanal analiza y mide esa información.