Andalucía

La vendimia de 2022 ya forma parte de la historia en Andalucía

La sequía, las olas de calor y el Levante son las culpables en Cádiz de la rápida maduración de la uva, que también se da en Córdoba

La ola de calor de julio, con temperaturas que superaron los 40 grados y que originaron alertas rojas por calor en la provincia de Cádiz, ha sido uno de los detonantes de que la recogida de la uva en el marco de Jerez se haya adelantado. EFE/ Román Ríos
La ola de calor de julio, con temperaturas que superaron los 40 grados y que originaron alertas rojas por calor en la provincia de Cádiz, ha sido uno de los detonantes de que la recogida de la uva en el marco de Jerez se haya adelantado. EFE/ Román Ríos FOTO: Román Ríos EFE

Ni los más viejos del lugar recuerdan una vendimia más temprana que la de este año en el Marco de Jerez. Tanto es así, que ya ha recibido el calificativo de histórica. Y es que 72 horas antes de que agosto levantara su telón, en las 330 hectáreas de viñas del Pago de Macharnudo y Orbaneja, de Bodegas Fundador, se iniciaba, ya de noche, una recolección a la que en los próximos días se irán uniendo otros lagares de las distintas poblaciones que forman parte de las Denominaciones de Origen Jerez, Xérès, Sherry y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda.

Bodegas Fundador ha sido la primera en iniciar unas laborales que se prevé que se adelanten en todo el Marco de Jerez

La pertinaz sequía, las desacostumbradas olas de calor y los fuertes y continuados vientos de Levante han provocado que la vendimia, en tiempos pasados ligadas a finales de agosto y el mes de septiembre, se haya adelantado. Algo que también está sucediendo tanto en Canarias como en otros puntos de la Península y Andalucía, como es el caso de los viñedos del paraje de Cantarranas, entre los municipios cordobeses de Montilla y Aguilar de la Frontera, donde los viñedos no han dejado de sufrir por los condicionantes meteorológicos.

Vendimia nocturna en Cádiz. EFE/ Román Ríos
Vendimia nocturna en Cádiz. EFE/ Román Ríos FOTO: Román Ríos EFE

«La intensidad y la persistencia de la ola de calor ha propiciado que la uva alcance de manera muy temprana la graduación mínima de 10′5º Baumé, exigida por el Pliego de Condiciones», apunta el Consejo Regulador de la Denominación de Origen, que califica de «bueno» el estado sanitario del viñedo.

El sector espera cosechas más cortas a las de 2021, pero de buena calidad

Una madurez que, eso sí, responde a «una gran desigualdad según los pagos e, incluso, dentro de la misma viña», debido a la diferente afectación de los citados elementos meteorológicos.

Un claro ejemplo de ello es Chiclana de la frontera, zona de crianza de la Denominación de Origen más próxima al mar y en la que, a día de hoy, muchos viñedos presentan una uva muy verde. «Contamos con que la vendimia, como muy tarde, se iniciará en las fechas de la pasada campaña, a finales de mes. No obstante, de repetirse las olas de calor de días atrás, ésta se podría adelantar unos días», señala Manuel Manzano, presidente de la Cooperativa Unión de Viticultores de Chiclana y vocal del Consejo Regulador del Marco de Jerez.

Manuel Manzano, vocal del Consejo Regulador: “Es de prever que los precios suban”

«Nos encontramos en un estado constante de vigilancia de las viñas, ya que se están produciendo demasiados fenómenos meteorológicos que, de un día para otro, pueden alterar la maduración de la uva», señala. En relación a la cosecha, Manuel Manzano tiene la absoluta certeza de que este año será menor que la del año pasado. «De hecho», subraya, «va a ser significativamente más corta en general que la de 2021 y aquí, en Chiclana, de forma muy especial en relación al conjunto del Marco de Jerez».

Pese a una vendimia que, por su premura, pasará a los libros de historia del vino, en general, y de las Denominaciones de Origen Jerez, Xérès, Sherry y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda, en particular, el sector espera que sea de «buena calidad», garantizando la obtención de excelentes mostos y, con ellos, la elaboración de los excepcionales vinos que son característicos del Marco de Jerez.

Aunque todavía es temprano para saber el precio que adquirirá la uva de este año, el sector no ha sido ni es ajeno al incremento de costes que han experimentado todos aquellos productos, mano de obra, etc. que intervienen tanto en el cultivo como en la recolección de la uva.

«Sin saber aún cómo quedarán establecidos los precios», apunta Manuel Manzano, «lo que esperamos es que suban un poquito, porque la cosa está como está y los gastos han subido».