Almería

Protesta

Desnudos en Almería contra las macroplantas fotovoltaicas

Unas 25 personas se quitan l ropa para protestar contra la construcción de una planta en Lucainena de las Torres

“Nos desnudamos porque nos desnudáis”. Bajo esta premisa unas 25 personas se han quitado la ropa para protestar contra la construcción de la planta fotovoltaica de 40 MW denominada "CSF Lucainena", que promueve en Lucainena de las Torres (Almería) la empresa X-Elio. Una protesta que ha sido grabada en vídeo y difundida a través de las redes de la plataforma ‘Macro Renovables NO’, según explica Claudia Scholler, responsable del cortijo ‘El Saltador’ e impulsora de la Asociación Cultural Valle el Saltador y Plataforma para la defensa del Valle y la Vía Verde de Lucainena de las Torres.

Señala que en noviembre de 2021 le comunicaron que se iba instalar una línea de alta tensión por cuatro de sus cinco fincas con una oferta de pago único para expropiarle sus tierras. Así fue, según asegura, cómo se enteró de la existencia de este proyecto fotovoltaico. “Hemos ido por todos sitios. Primero nos reunimos con el alcalde. Luego alegamos. Hemos recurrido a abogados. Hemos tenido encuentros con Medio Ambiente e Industria. Hemos creado una plataforma. Tenemos la ayuda de Ecologistas en Acción que nos paga los gastos del juzgado”, abunda.

De hecho, Ecologistas en Acción anunció el pasado mes de diciembre que había interpuesto un recurso contencioso-administrativo contra este proyecto en el que pedía como medida cautelar la suspensión de las obras del proyecto solar fotovoltaico porque, según el colectivo, afecta a zonas de especial importancia para la biodiversidad. Este recurso fue archivado. “Después de todos estos meses y de tanta frustración, están excavando y construyendo en Lucainena (…) En ningún momento han intentado renegociar conmigo. No han respondido a ninguna carta (…) Tengo un teatro desde hace 30 años (…) y se han ofrecido los del teatro a realizar esta acción. Sentimos que nos desnudan al pueblo a favor de una multinacional”, afirma.

Por ello, los participantes en la protesta se desvistieron este martes y se pintaron letras en sus espaldas para trasladar el siguiente mensaje: "Renovables sí, pero no así". Desde la empresa se recordó recientemente que la planta cuenta con todos los permisos, la declaración ambiental necesaria, autorizaciones administrativas y de construcción, así como que cumple con todos los requisitos y que se han rechazado todos los recursos que han presentado distintos colectivos ecologistas.