Andalucía

Condenan a una eléctrica a indemnizar a la familia de una mujer que murió por un apagón en Huelva

Los allegados recibirán más de 95.000 euros por la caída por las escaleras que sufrió por una mujer en Aroche

Una calle perteneciente a Aroche
Una calle perteneciente a Aroche

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a Endesa al pago de una indemnización de más de 95.000 euros a la familia de una mujer que falleció en la localidad de Aroche (Huelva) en enero de 2014 después de que sufriera una caída en su domicilio durante un corte de luz.

La sentencia, a la que ha tenido acceso EFE, considera probado que el 15 de enero de 2014 la víctima, su marido y su hijo se encontraban en su casa cuando se produjo un primer corte de luz que duró unos segundos.

Tras esto, y ante la posibilidad de que se produjeran otros cortes fue a buscar una linterna y en ese momento hubo otro apagón durante el cual se escuchó una exclamación de la mujer seguida de un fuerte ruido constatando el hijo, poco después, que su madre se había caído por las escaleras y se había dado un golpe en la cabeza.

Posteriormente, el hijo metió a su madre en el coche de un vecino y se dirigieron con ella al centro hospitalario más cercano, donde falleció.

La sentencia, adelantada por diariodehuelva.com, desestima el recurso presentado por Endesa contra la dictada en primera instancia y la ratifica, al considerar que sí existe nexo de causalidad entre el corte de luz y la caída.

Concretamente, considera que concurre el juicio de probabilidad cualificada en atención a las circunstancias concurrentes y, por tanto, que “la causa de pérdida de equilibrio y de caída por las escaleras que produjo su fallecimiento se originó al golpearse aquella en la cabeza a consecuencia del corte del suministro eléctrico”.

Asimismo, precisa que no se aprecia de todo lo actuado en la causa ninguna conducta imprudente por parte de la mujer o que asumiera una situación de riesgo.

Por ello, condena a Endesa a indemnizar al hijo de la víctima, porque el padre y esposo de la fallecida, murió durante el procedimiento, con dos cantidades: 9.557 euros como perjudicado y 86.018 euros en concepto de heredero de su padre.

La acusación, en representación de la familia de la víctima, ha sido ejercida por el despacho de abogados de Andrés Avelino Santos, con sede en Sevilla.