Andalucía

Detenido un “dandy de las redes” que abusó y dejó embarazada a una niña de 12 años

Ya está en prisión el joven, de 20 años, con otra detención anterior y más denuncias previas por hechos similares. Siempre intentaba tener relaciones con jóvenes que fuesen vírgenes

Una de las agentes que participó en la investigación de este caso
Una de las agentes que participó en la investigación de este caso FOTO: Policía Nacional

Hay ocasiones en que el modo de pensar y actuar del ser humano invita a pensar que en el fondo tiene poco de humano. Es lo que ocurre por ejemplo con un joven de 20 años de edad que ha sido detenido en Sevilla por abusar y dejar embarazada a una niña de sólo 12 años a la que embaucó, como había hecho antes con otras víctimas de hasta 15 años, a través de Internet. La Policía Nacional, que ha llevado a cabo la operación, lo define como un “dandy de las redes” y apunta otro dato estremecedor: el arrestado sólo intentaba acostarse con muchachas que fuesen vírgenes.

La detención se produjo el pasado 8 de agosto y el presunto abusador responde a las iniciales de F.J.F.M. Está siendo investigado por un presunto delito de abuso sexual con penetración. Y no es la primera vez. Ya consta una detención anterior y varias denuncias por hechos similares.

La investigación de este caso en concreto empezó cuando los agentes fueron informados por un hospital de Sevilla de que estaban atendiendo a una niña por una posible violación. El centro sanitario activó el protocolo de delitos violentos y, después de ser explorada, la menor hizo saber a los agentes que había conocido por Internet a un chico que decía tener 15 años y habían emprendido una relación.

La niña también contó a los policías que F.J.F.M. le había preguntado si era virgen y, al obtener una respuesta positiva, la amenazó con abandonarla si no mantenía relaciones sexuales con él, algo que ella acabó haciendo “bajo coacción”.

El parecido de este caso con denuncias anteriores que incluían el mismo modus operandi sobre víctimas de entre 12 y 15 años condujo a los investigadores hasta el detenido, al que la Policía define como un “dandy de las redes” que engañaba a las menores para tener sexo “siempre que ellas no hubieran mantenido relaciones con anterioridad”. Tras ser detenido, fue puesto a disposición de un juzgado que decretó su ingreso en prisión.