Manifestantes en Tailandia salen a la calle en desafío a ley

Manifestantes a favor de la democracia en Tailandia salieron otra vez a las calles, mientras el gobierno intensificó su batalla legal contra ellos usando una dura ley contra la difamación de la monarquía

Bangkok (Thailand), 25/11/2020.- Protesters flash the three-finger salute during an anti-government protest calling for monarchy reform at the Siam Commercial Bank headquarters in Bangkok, Thailand, 25 November 2020. Pro-democracy protesters held a mass rally calling for the monarchy reform and to demand public oversight of the kingvïs assets at the Siam Commercial Bank where Thai King Maha Vajiralongkorn is a major shareholder of the bank. (Protestas, Tailandia) EFE/EPA/DIEGO AZUBEL
Bangkok (Thailand), 25/11/2020.- Protesters flash the three-finger salute during an anti-government protest calling for monarchy reform at the Siam Commercial Bank headquarters in Bangkok, Thailand, 25 November 2020. Pro-democracy protesters held a mass rally calling for the monarchy reform and to demand public oversight of the kingvïs assets at the Siam Commercial Bank where Thai King Maha Vajiralongkorn is a major shareholder of the bank. (Protestas, Tailandia) EFE/EPA/DIEGO AZUBEL FOTO: DIEGO AZUBEL EFE

(AP). Manifestantes a favor de la democracia en Tailandia salieron otra vez a las calles de la capital el miércoles en un momento en que el gobierno intensificó su batalla legal contra ellos usando una dura ley contra la difamación de la monarquía.

Su evento fue pacífico, pero menos de dos horas después de que se diera por terminado y muchos de los reunidos merodearan el lugar, un hombre fue baleado y herido, según reportes iniciales de empleados del servicio de emergencia, testigos y fotos publicadas en redes sociales.

El martes, la policía emitió citaciones para 12 líderes de la protesta como respuesta a cargos de delito de lesa majestad, o difamación por insultar a miembros clave de la familia real. La ofensa conlleva una sentencia de hasta 15 años en prisión por cada incidente. La mayoría de los líderes de la protesta ya se enfrentan a otros cargos que van desde bloqueo vial hasta sublevación.

La ley de lesa majestad es controversial porque cualquiera, no sólo la realeza o las autoridades, pueden presentar una denuncia y, en el pasado, se ha utilizado como un arma de venganza política. Sin embargo, no se ha usado en los últimos tres años después de que el rey Maha Vajiralongkorn informó al gobierno que no quería que fuera aplicada. El rey no ha hecho comentarios públicos sobre la ley desde entonces.

Los manifestantes quieren que la monarquía se reforme para que se le pueda hacer más responsable. También quieren que el primer ministro Prayuth Chan-ocha y su gobierno renuncien, y que la constitución implementada por el ejército sea reformada para hacerla más democrática.