Internacional

Con el desarrollo de China, avanza la cooperación Chino-Hispana

Embajador WU Haitao
Embajador WU HaitaoLa Razón

La V Sesión Plenaria del XIX Comité Central del Partido Comunista de China se celebró en Beijing del 26 al 29 de octubre. La Propuesta del Comité Central del Partido Comunista de China para Elaborar el XIV Plan Quinquenal de Desarrollo Económico y Social y los Objetivos a Largo Plazo para 2035, examinada y aprobada en el pleno, ha definido el rumbo del desarrollo económico y social de China en el próximo lustro e incluso un periodo aún más largo. Este es un importante asunto en el proceso de desarrollo de China y también producirá una influencia transcendental en las relaciones de China con el resto del mundo.

Desde la fundación de la República Popular, China ha elaborado un total de trece planes quinquenales. El contenido principal del XIV Plan Quinquenal se concreta en los siguientes tres aspectos.

Primero, nueva etapa de desarrollo. Se prevé que para finales de 2020, el PIB de China habrá superado los 100 billones de yuanes (RMB); 55,75 millones de habitantes rurales pobres habrán salido de la pobreza; el seguro médico básico habrá cubierto a más de 1.300 millones de personas, y el seguro de vejez básico, a cerca de 1.000 millones de personas. Al culminar la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada y cumplir el objetivo de lucha fijado para el primer centenario, China iniciará una nueva expedición para la construcción integral de un país socialista moderno.

Segundo, nueva concepción del desarrollo. Durante el periodo del XIV Plan Quinquenal, China continuará aplicando la nueva concepción del desarrollo basado en cinco aspectos: la innovación, la coordinación, la ecologicidad, la apertura y la compartición, y persistirá en el impulso del desarrollo de alta calidad como tema clave y en la reforma y la innovación como fuerza motriz, con el fin de satisfacer la creciente demanda del pueblo de una vida mejor.

Tercero, nueva configuración del desarrollo. China acelerará la creación de una nueva configuración protagonizada por la gran circulación interna y en la que ésta y la circulación internacional se promuevan mutuamente; utilizará los mercados y los recursos tanto nacionales como internacionales; aplicará una apertura al exterior en una esfera más amplia, un mayor número de áreas y un estrato más profundo; impulsará la liberalización y facilitación del comercio y la inversión, y promoverá el desarrollo de alta calidad de la Franja y la Ruta. Las puertas de China al exterior no se cerrarán, sino que se abrirán cada vez más, y sus lazos con el resto del mundo serán cada vez más estrechos.

Al establecer los objetivos a largo plazo para 2035, hemos trazado el esquema de desarrollo a mediano y largo plazo. Para entonces, China habrá materializado en lo fundamental la modernización socialista; el poder económico, científico y tecnológico y la fortaleza nacional integral habrán aumentado en gran medida; se habrá completado la construcción del sistema económico modernizado; se habrá logrado la modernización de los sistemas y de la capacidad para gobernar el país; el poder cultural blando de la nación se habrá incrementado notablemente; el objetivo de construir una bella China se habrá cumplido básicamente; se habrá creado un nuevo marco de apertura al exterior; el PIB per cápita habrá alcanzado el nivel de los países medianamente desarrollados; la construcción de una

China de paz habrá llegado a un nivel más alto, y se habrán dado pasos esenciales en la consecución de la prosperidad común del todo el pueblo.

A las transformaciones inéditas en un siglo que está atravesando el mundo, se suma la pandemia de COVID-19 que ha servido de catalizador. En este contexto, se apremia a todos los países a sumar sus esfuerzos con el fin de dar con una respuesta y eliminar los escollos de desarrollo. En este sentido, la V Sesión Plenaria del XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China ha inyectado una fuerza motriz al desarrollo del país, generará, sin duda alguna, mayor confianza en la recuperación económica mundial y brindará mayores oportunidades.

La mayor apertura de China proporcionará mayores oportunidades de mercado a distintos países. Con una población de 1.400 millones de habitantes y un grupo de ingreso medio de 400 millones, China importará en términos acumulativos bienes más de 22 billones de dólares para los próximos diez años. Tal como subrayó el Presidente Xi Jinping en su intervención en el marco de la III Exposición Internacional de Importaciones de China, nuestro país se dispondrá firmemente a apertura para que el mercado chino sea del mundo, de compartición y de todos, inyectando mayor energía positiva a la comunidad internacional.

El fortalecimiento de innovación de China creará mayores oportunidades de cooperación para distintos países. En el período del Decimocuarto Plan Quinquenal, China, tomando como hilo conductor el desarrollo de alta calidad, acelerará el desarrollo del sistema de la industria moderna y avanzará en la industria estratégica de nuevo tipo. Según previsiones de expertos, sólo la nueva infraestructura espoleará más de 10 billones de yuanes en los años del Decimocuarto Plan Quinquenal. Las nuevas demandas de innovación generadas por nuevas tecnologías, industrias, modelos y modalidades de China redundarán en inmensas oportunidades de cooperación para todo el mundo.

La participación china en la gobernanza global contribuirá a un entorno favorable al desarrollo de todos países. China, como el principal motor del crecimiento global, dota con su desarrollo al mundo de mayor certidumbre y estabilidad. China se adhiere al multilateralismo y a los principios de consultas, cooperación y beneficios para todos, participa activamente en la reforma de la gobernanza global, hace frente común a los desafíos globales, y promueve la construcción de la comunidad de destino de la humanidad.

España es un socio importante de China en Europa. En noviembre de 2018, el Presidente Xi Jinping hizo una exitosa Visita de Estado a España, ocasión en la cual ambas partes emitieron una declaración conjunta sobre el fortalecimiento de la Asociación Estratégica Integral China-España en la nueva era, inyectando nueva dinámica a la profundización de las relaciones políticas, económicas, comerciales y culturales, entre otras. Este año, la lucha conjunta contra la pandemia nos ha permitido profundizar la amistad tradicional y reforzar la cooperación sustancial en diversas áreas. El desenvolvimiento de los lazos bilaterales guarda grandes potencialidades y presenta brillantes perspectivas. China está dispuesta a trabajar junto con España para compartir las oportunidades y avanzar de la mano de cara al futuro.