Modi recibe 2da dosis de vacuna, India bate récord de casos

El primer ministro de India recibió el jueves su segunda dosis de la vacuna del COVID-19, mientras el país alcanzaba un nuevo pico con 126.789 casos nuevos reportados en 24 horas

A woman poses for a photograph behind a cutout after receiving a COVID- 19 vaccine at a government hospital in Noida, a suburb of New Delhi, India, Wednesday, April 7, 2021. India hits another new peak with 115,736 coronavirus cases reported in the past 24 hours with New Delhi, Mumbai and dozens of other cities imposing night curfews to check the soaring infections. (AP Photo/Altaf Qadri)
A woman poses for a photograph behind a cutout after receiving a COVID- 19 vaccine at a government hospital in Noida, a suburb of New Delhi, India, Wednesday, April 7, 2021. India hits another new peak with 115,736 coronavirus cases reported in the past 24 hours with New Delhi, Mumbai and dozens of other cities imposing night curfews to check the soaring infections. (AP Photo/Altaf Qadri)Altaf Qadri

(AP). El primer ministro de India recibió el jueves su segunda dosis de la vacuna del COVID-19, mientras el país alcanzaba un nuevo pico con 126.789 casos nuevos reportados en 24 horas.

“La vacunación está entre las pocas formas que tenemos de derrotar este virus. Si puede optar a la vacuna, póngasela pronto”, tuiteó el primer ministro, Narendra Modi. El mandatario había recibido la primera dosis el 1 de marzo.

India comenzó su campaña de vacunación en enero. Por ahora, más de 90 millones de trabajadores sanitarios e indios mayores de 45 años han recibido al menos una dosis. Apenas 11 millones de ellos recibieron las dos dosis, mientras India trata de ganar inmunidad para proteger a sus casi 1.400 millones de habitantes.

Los nuevos casos reportados por el Ministerio de Salud superaban a los 115.736 contagios del miércoles. Docenas de ciudades y pueblos impusieron toques de queda nocturnos en un intento de contener la transmisión.

Las muertes subieron en 685 personas en las últimas 24 horas, el incremento más alto desde noviembre. Desde el inicio de la pandemia han muerto 166.862 personas en India.

El estado occidental de Maharashtra, el más afectado del país, registró casi el 47% de los nuevos contagios.

El gobierno federal ha rechazado imponer una segunda cuarentena nacional tras el duro impacto económico del confinamiento del año pasado, pero ha pedido a los estados que decidan si imponen restricciones locales para contener el virus.

India lleva siete días seguidos con una media de más de 80.000 casos al día y ha reportado 12,9 millones de contagios desde el inicio de la pandemia, el tercer total más alto por detrás de Estados Unidos y Basil.

Por su parte, Camboya cerró a los visitantes el complejo del templo de Angkor debido a un creciente brote de COVID-19. El país ha confirmado 3.028 casos desde el inicio de la pandemia, pero cientos de personas se han infectado en el brote iniciado en febrero.

El Ministerio de Salud informó de 113 casos por contagios locales, con dos muertes. El Ministerio identificó el origen del brote en un residente extranjero que incumplió la cuarentena en hotel para visitar un club nocturno.

Las autoridades cerraron escuelas y locales de ocio y convirtieron un hotel clausurado en hospital de coronavirus, además de imponer sanciones penales por incumplir las normas sanitarias.

Los templos de Angkor, construidos entre los siglos IX y XV, son la principal atracción turística de Camboya, aunque la pandemia ha reducido de forma drástica el número de visitantes. El cierre a visitantes se mantendrá hasta el 20 de abril, según la Autoridad de Apsara, que supervisa el lugar.

En Corea del Sur se reportaron 700 casos nuevos, un ritmo de expansión del virus cercano al registrado en el peor momento de su brote, en invierno. Las cifras publicadas por la Agencia Coreana de Control y Prevención de Enfermedades elevaron el total de contagios en el país a 107.598, con 1.758 muertes.

Era el mayor dato diario desde el 5 de enero, cuando se reportaron 714 casos nuevos. Unos 500 de los casos nuevos procedían de la populosa zona metropolitana de Seúl, que ha sido el epicentro de las infecciones en Corea del Sur.

Corea del Sur avanza despacio en la campaña de vacunación, y se esperaba que las autoridades endurecieran el viernes las medidas de distanciamiento social.