Latinoamérica seduce los paladares chinos en expo de importaciones

na empleada del estand de Colombia prepara café para los visitantes en la IV Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE), que se celebra en la municipalidad oriental de Shanghai, el 5 de noviembre de 2021
na empleada del estand de Colombia prepara café para los visitantes en la IV Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE), que se celebra en la municipalidad oriental de Shanghai, el 5 de noviembre de 2021 FOTO: Xinhua/Meng Yifei

El empresario colombiano Camilo Salcedo ha viajado a China en cuatro ocasiones, dos de ellas en relación con la Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE). Debido al nuevo coronavirus, no pudo visitar el lugar en persona este año, pero a través de sus socios chinos, se mantiene atento a las últimas novedades del evento.

“Por la extensión del país se pueden entender varios y diversos tipos de consumidor. Gracias a la plataforma, tenemos la oportunidad de mostrar y promocionar nuestros productos en un solo lugar”, indicó Salcedo, director ejecutivo de la empresa Papayazul.

Colombia es el principal exportador mundial de café arábica y sus condiciones geográficas dan lugar a un café de alta calidad. El país está ubicado en el noroeste de América del Sur y parte del territorio se encuentra en la zona climática ecuatorial.

Los cafetos se cultivan principalmente en la Cordillera de los Andes, donde el clima templado y el aire húmedo son propicios para el crecimiento de las plantas. Dos temporadas de producción al año ayudan a Colombia a exportar granos de café frescos ininterrumpidamente.

Según datos publicados por la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, las exportaciones de café del país sudamericano a China han registrado una tasa de crecimiento de alrededor del 20 por ciento interanual durante los últimos tres años.

El volumen de exportación hacia el país asiático en el año 2020 experimentó un crecimiento interanual del 22,5 por ciento. De enero a agosto de 2021, el volumen alcanza el 120 por ciento del total exportado en 2020. Se prevé que la tasa de crecimiento anual en 2021 supere el 25 por ciento.

El representante principal para China de la federación, Wu Jiahang, explicó que, bajo la actual situación epidémica, las personas tienen más oportunidades de hacer café en casa, por lo tanto, están prestando cada vez más atención a la calidad.

Al mismo tiempo, la industria del café ha experimentado un rápido desarrollo en los últimos años, lo que requiere gran cantidad de granos de café con calidad estable, proporcionando más oportunidades al café colombiano, precisó Wu.

Con más de 1.400 millones de habitantes y un grupo de ingresos medios superior a los 400 millones, China tiene un enorme potencial de mercado, de acuerdo con Salcedo. La creciente apertura que demuestra China, ha brindado oportunidades para las empresas extranjeras, añadió.

“Ahora estamos 100 por ciento enfocados en China. Nuestra estrategia de internacionalización está principalmente enfocada en llegar a consumidores de las principales ciudades del país”, afirmó el empresario colombiano.

Por su parte, el Consorcio de Bodegas de Altura de Argentina participa en la CIIE por cuarto año consecutivo. Está vez, han traído vinos de dos bodegas recién incorporadas.

“El consorcio se estableció en 2016 y uno de los objetivos más importantes es abrir el mercado chino. El mercado chino es muy atractivo para las bodegas argentinas, pero al mismo tiempo es el más extraño y lejano, lo cual es un desafío, así que decidimos formar una alianza para desarrollarlo conjuntamente”, señaló Matías Cao, uno de los fundadores del consorcio.

Cao destacó que en la CIIE del año pasado dos bodegas recién incorporadas llegaron a un acuerdo de cooperación con importadores chinos y luego exportaron 2.800 cajas de vino al país asiático. La exitosa experiencia de las contrapartes ha atraído a nuevas bodegas a unirse y ahora el consorcio cuenta con seis bodegas argentinas.

“Argentina es uno de los países productores de vino más grandes del mundo, pero en comparación con otros, la nación sudamericana ingresó al mercado chino muy tarde”, indicó Cao, agregando que en los últimos años el mercado chino del vino se ha vuelto más maduro.

Cada vez más amantes del vino participan regularmente en cursos de formación para conocer más sobre esta materia y están muy interesados en las variedades de diferentes regiones del mundo, añadió.

“Espero que los consumidores chinos conozcan más el vino de Argentina a través de la plataforma de la CIIE”, concluyó Cao.