• 1

«La única fuente de ácido laúrico, además del coco, es la leche materna»

Beatriz Larrea, nutricionista Holística

  • Beatriz Larrea, nutricionista Holística
    Beatriz Larrea, nutricionista Holística

Tiempo de lectura 4 min.

03 de septiembre de 2018. 19:27h

Comentada
Marta Robles.  3/9/2018

ETIQUETAS

-En los últimos tiempos hay quien lo ha considerado nocivo, incluso un veneno. ¿Por qué?

-Si la grasa saturada fuera tan mala no formaría parte del alimento perfecto para el ser humano. Al parecer, lo que dicen los estudios más recientes es que los problemas cardiovasculares no vienen sencillamente por comer grasas saturadas, sino por un conjunto de factores mucho más complejos. La causa de las cifras tan altas de enfermedades cardiocerebrovasculares es un incremento en el consumo de hidratos refinados y de productos cargados de azúcares, de la mano de un mayor consumo de aceites de mala calidad, ya sean omega-6 oxidados o aceites hidrogenados, más una creciente respuesta inflamatoria en el cuerpo. Las grasas saturadas de buena calidad, dentro de una dieta equilibrada, son necesarias para una buena salud. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no es lo mismo una hamburguesa frita con queso, que el coco. Las grasas saturadas de los animales también han sido corrompidas por la industria. Hoy los animales no son criados en libertad, son sedentarios, lo que incrementa su porcentaje de grasas saturadas. Además, tienen todo tipo de aditivos, conservantes, colorantes y hormonas.

-Lo que parece incontestable es que hay que tener cuidado con la cantidad de aceite de coco que se consume a diario, ¿no?

-Bueno, como con todo en la vida. El brócoli es maravilloso, pero si te alimentas solo de brócoli, enfermarás. Todo es dentro de un estilo de vida saludable, en el que se deben consumir cereales integrales, legumbres, frutas, verduras y grasas saludables del aguacate, coco, semillas, frutos secos. Y si quieres algo de animal, que sea de buena calidad.También creo que los nutricionistas, médicos y expertos en salud debemos unir fuerzas para combatir a nuestro verdadero enemigo. Cuando vas a un restaurante, al aeropuerto, cafeterías, escuelas, etc., no ves coco ni alimentos naturales, más bien sólo encuentras alimentos procesados cargados de los tres venenos blancos: azúcar refinada, sal refinada y aceite refinado. Esto sí que es dañino para la salud.

-¿Cuáles son las principales propiedades del aceite de coco?

-Incrementa el colesterol «bueno», el HDL. Mejora la calidad y el tamaño de cualquier tipo de colesterol. Mejora tu perfil lípido. Culturas que consumen el 60% de su dieta a base de coco no tienen problemas cardiovasculares. También contiene un tipo de grasa saturada llamada triglicéridos de cadena media que, según algunos estudios, impulsa el metabolismo, revierte la resistencia a la insulina y mejora la función cognitiva. El aceite de coco también es antifúngico y antibacteriano, y contiene ácido laúrico, un tipo de grasa maravillosa para el sistema inmunológico. La única fuente de ácido laúrico además del coco es la leche materna, la cual contiene un 24% de grasa saturada.

-Hay quien sostiene que incluso es eficaz contra los piojos, que tomar 10 ml de aceite de coco virgen al día puede reducir la barriga en 6-10 semanas, que es el mejor aceite de masaje corporal para los recién nacidos e incluso que puede elevar el colesterol bueno sin hacer lo mismo con el malo, que aumenta la energía, que es quemagrasas, que tiene propiedades antimicrobianas... ¿Qué hay de cierto?

-Vamos por partes. El coco mejora tu perfil lípido, el tipo de grasa que contiene es quemada de una manera muy eficiente por las células y el hígado, lo cual da energía instantánea, mejorando el metabolismo y sin tener un impacto en los niveles de insulina en sangre. Es maravilloso para hidratar tanto en bebés como en adultos. Un consejo mío es usarlo como desmaquillante y como mascarilla para el pelo. También, al ser una grasa saturada, resiste temperaturas altas sin oxidarse. Esto es importante ya que las grasas insaturadas, sobre todo el omega-3 y el omega-6, se oxidan fácilmente al contacto con la luz y el calor. La grasa oxidada genera radicales libres y puede ser un factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares. Por eso es mejor cocinar con grasas saturadas o mono insaturadas como el aceite de coco, ghee y oliva.

-¿Cuánto tiempo se lleva utilizando el aceite de coco?

-En España poco, pero en las culturas del Pacífico desde siempre. En los países donde hay coco se consume de la misma manera que el aceite de oliva en España. Hace poco fui a Polinesia, y me sorprendieron las tasas tan altas de obesidad. La gente me contaba que esto sucedió desde que abandonaron su dieta tradicional, donde utilizaban el coco de manera regular, y la sustituyeron por la dieta norteamericana, alta en aceites omega-6 refinados e hidratos simples.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs