Crecen los casos de cáncer de colon entre los menores de 50

La incidencia de este tumor ha aumentado un 9,3% en personas de 20 a 29 años en la última década, según un estudio

  • “En 2018 se diagnosticaron casi 45.000 nuevos casos en nuestros país”
    “En 2018 se diagnosticaron casi 45.000 nuevos casos en nuestros país” /

    Infografía La Razón

Tiempo de lectura 5 min.

31 de mayo de 2019. 17:56h

Comentada
Eva S. Corada 31/5/2019

El de colon es el tumor más frecuente en España. En 2018 se diagnosticaron casi 45.000 nuevos casos en nuestro país (según datos de Redecan) y la tendencia es que su incidencia siga aumentando, en gran medida debido a la influencia de factores de riesgo vinculados al estilo de vida. Frente a esta situación, y para detectarlo de forma precoz, aquí y en muchos otros países se han implementado medidas de prevención como el cribado, una prueba a la que se invita a la población a hacerse llegada una determinada edad de forma sencilla, en este caso el test de sangre oculta en heces.

Hasta ahora esta prueba se realiza a personas de 50 a 69 años, el grupo de mayor riesgo, recogiendo en casa una pequeña muestra de heces que posteriormente se analizará para saber si hay sangre. Sin embargo, un estudio de la revista «Gut», en el que se analizan los datos sobre la incidencia y la mortalidad de este tumor relacionado con la edad entre 1990 y 2016 en registros nacionales y regionales de cáncer en Europa, ha encontrado que su incidencia en personas de 20 a 29 años ha aumentado de forma considerable en este tiempo: un 2,7% anual entre los años 1990 y 2005 y un 9,3% entre 2005 y 2016. En total, un incremento constante de un 3,5% al año durante el periodo estudiado.

Ante estos datos cabe realizarse entonces varias preguntas. La primera, por qué este ascenso. Según Pedro Pérez Segura, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínico de Madrid, aunque por ahora no hay cifras concretas en España que digan que se haya producido un incremento significativo en edades más jóvenes «sí que llevamos avisando desde hace bastante tiempo de que los hábitos dietéticos y el estilo de vida pudieran estar adelantando la edad media de aparición de este cáncer. Lo hemos “augurado” porque ha habido un aumento en el consumo de grasas, de carne roja y procesada y una disminución en el de verduras, y todo ello produce un daño directo en el intestino, así como la obesidad, que es un factor directo de desarrollo de este tumor. Llevamos un par de décadas viendo estos cambios», asegura.

Miguel Muñoz-Navas, coordinador nacional de la Alianza para la Prevención del Cáncer de Colon, por su parte, añade que «se sabe que este incremento de la incidencia en población por debajo de los 50 años se produce a expensas de tumores distales (colon izquierdo y recto). No se conoce con certeza a qué puede ser debido habiéndose comentado su posible relación con la creciente prevalencia de obesidad en esta población joven y también podría ser debido a que fueran personas que pertenecieran a grupos de alto riesgo sin saberlo».

Tendencia ascendente

Y es que la ascendente tendencia del cáncer colorrectal en adultos jóvenes no está presente sólo en Europa. Otro estudio publicado en «Lancet Gastroenterology and Hepatology» apunta en la misma línea tras analizar este tumor en países con altos ingresos (como Australia, Canadá, Dinamarca, Noruega, Nueva Zelanda, Irlanda y Reino Unido) donde ha visto que, aunque la incidencia general disminuyó en los 10 años anteriores a 2014, en muchos de ellos se produjeron «aumentos significativos» en personas menores e 50 años. Por este motivo plantea la necesidad de revisar las pautas de detección si la incidencia del cáncer colorrectal continúa aumentando en esta población, como advirtieron los autores del estudio. Por ahora, sin embargo, la investigación debe centrarse en lo que está causando el aumento, dicen, ya que el número de casos nuevos entre las personas más jóvenes sigue siendo bajo.

Aquí es cuando surge la segunda, pregunta: ¿habría que cambiar la estrategia seguida hasta ahora para la detección de este tumor? Los expertos no tienen claro que este supuesto sea lo mejor. «El año pasado, la “American Cancer Society” recomendó cambiar la edad de comienzo del cribado del cáncer de colon de los 50 a los 45 años. Esta idea no ha sido compartida por varias sociedades científicas, tanto de Gastroenterología como de Endoscopia. Se acaba de publicar un estudio en la prestigiosa revista “Gastroenterology” en la que afirman que, aunque empezar el cribado del cáncer colorrectal a los 45 años parece costo-eficaz, es más beneficioso y de menos costo aumentar la participación de las personas de más de 50 años que no se han realizado el cribado estudiando a los grupos de alto riesgo», explica Muñoz-Navas. «Antes de cambiar el programa de cribado de sangre en heces hay que analizar muchas cosas. Lo primero sería identificar si realmente el porcentaje de casos se ha incrementado en la población joven; segundo, si hay factores entre esta población joven que aumenten ese riesgo, (como si el Índice de Masa Corporal es un factor que ayuda a identificar la población de entre 20-29 con más posibilidades de desarrollarlo); y tercero, saber hasta qué punto bajar de 50 a 40 años el test va a tener algún tipo de impacto y es útil», añade Pérez Segura.

En España, y aunque hay algunas diferencias entre comunidades autónomas, la gran mayoría hace el cribado de cáncer de colon entre los 50 y 70 años en población sin antecedentes familiares y se repite el test cada dos años. Cuando existe un factor genético se realiza a partir de los 25 años y, en el caso de padecer algún tipo de enfermedad inflamatoria intestinal se ajusta la edad de inicio a cada situación. Según los datos de la Red Española de Cribado del Cáncer, en 2017 el 48% de la población diana había sido invitada a participar en la prueba de cribado, y había participado más del 46%.

Últimas noticias