Los problemas de salud mental aumentan entre los médicos jóvenes

  • Los problemas de salud mental aumentan entre los médicos jóvenes
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

15 de abril de 2015. 21:29h

Comentada
Madrid. 15/4/2015

La profesión médica es una de las pocas profesiones que cuentan con un programa específico para tratar a sus profesionales de forma específica si padecen algún trastorno mental o adicción a las drogas. "En la Atención Primaria los equipos no son muy consistentes y el estrés puede alcanzar cifras muy altas y cuando se deteriora la salud mental el que acaba pagando es el paciente. Los errores médicos, en estas situaciones, suelen producir daños irreversibles", afirma Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), durante la presentación de los últimos datos del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo.

Desde que se inició en 1998, se han atendido 3.810 médicos. "Somos la primera profesión que reconoce que sus profesionales pueden enfermar", apunta el vicepresidente de la Organización, Serafín Romero. Y es que entre el 10 y el 12 por ciento de los médicos en ejercicio pueden sufrir a lo largo de su vida profesional un trastorno mental o un problema de adicción. Eso sí, el 87 por ciento de los médicos atendidos están trabajando en la actualidad. Sólo en 2014 se atendieron 357 casos. La diferencia entre sexos no es importante, ya que está casi igualada, pero sí es relevante la edad. "Sube en menores de 30 años y creemos que es un factor a estudiar", apunta Romero. El dato indica que ha incrementado el problema mental entre los más jóvenes un 23 por ciento, así como el de facultativos de 31 a 40 años que subió más del 60 por ciento.

¿Por qué? De acuerdo con Sendín: "El problema se desata cuando inician las residencias y en determinadas especialidades que son muy exigentes. El desembarco en Urgencias es especialmente crítico. Se echan muchas horas y la competencia interna es importante".

Sin embargo, al margen del problema de los más jóvenes, los médicos de Atención Primaria son los que más sufren estos trastornos. Representan el 50 por ciento del total. "Ser médico de familia es un riesgo", añade Romero. De los casos registrados en 2014, se analizaron 74 como complicados, 36 presentaban riesgo de mala praxis -seis más que en el año anterior-, 30 tenían conflictos en el entorno laboral y ocho médicos tuvieron que cambiar de centro de trabajo.

En lo que se refiere a la voluntariedad de acceder al programa, "ha aumentado el acceso de forma voluntaria, pero inducida", afirma el vicepresidente. Es decir, que van ellos solos, pero impulsados por un compañero de profesión o por un familiar. Aún así, siete de cada diez van por sí solos. El trastorno mental se mantiene como el principal motivo en seis de cada diez casos, seguido del consumo de alcohol y otras drogas. Éstas últimas han repuntado un poco en el último años. Aunque la tasa de éxito es muy alta, Romero afirma que "barajamos un 5 por ciento de fracaso

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs