El análisis de datos mejora un 10% el tratamiento del agua

Acciona estrena su Centro de Control de Agua, un “cerebro” que analiza con inteligencia artificial todos los parámetros de sus instalaciones en el mundo

  • El análisis de datos mejora un 10% el tratamiento del agua

Tiempo de lectura 4 min.

22 de marzo de 2019. 16:38h

Comentada
V.M.  22/3/2019

Ingenieros, matemáticos, informáticos, etc. La variedad de perfiles técnicos especializados tanto en tratamiento de agua como en big data, machine learning o inteligencia artificial que trabajan desde hace unos meses en el Centro de Control de Agua (Cecoa) que la compañía Acciona acaba de inaugurar en Madrid, es importante. Lo que parece una simple sala, en realidad esconde una plataforma (más que una ubicación) desde la que se controlan cientos de miles de datos cada día de todas las plantas de tratamiento de agua y redes de abastecimiento que gestiona la firma en el mundo entero. «Cualquier técnico se puede conectar y controlar desde aquí sus datos y sus instalaciones. In situ trabajan, en colaboración con ellos, los profesionales del área de automatización y control de la firma», explica Frank Zamora, director de Tecnología de Acciona Agua.

Las llamadas Tecnologías de la Información y la Comunicación (las TIC) han conseguido que el concepto de gestión inteligente llegue al sector del agua. Desde el Cecoa se procesan, relacionan y analizan en tiempo real datos procedentes de las plantas, luego se comparan y se estudian los datos históricos de las mismas, la información pública de organismos oficiales (como información satelital, meteorológica...) y los datos aportados por proveedores y clientes. Todo con el objetivo de optimizar la gestión. «El centro da valor a estos datos y los convierte en información pertinente para la toma de decisiones que mejoren la productividad desde la fase de diseño. Aquí se aplican tecnologías disruptivas e innovadoras que transforman los números en información», dice Zamora.

Los datos son procesados por algoritmos matemáticos capaces de adelantarse a situaciones futuras. «Por ejemplo, en Qatar se predice a cinco días vista la calidad del agua que llegará a la entrada de la desaladora proveniente del Golfo Pérsico. Este área se caracteriza por su variabilidad en cuanto a turbidez, temperatura, cantidad de algas. En función de la previsión se ajusta el tratamiento; a veces si va cargada de algas conviene dejar pasar el agua de largo», matiza Zamora.

Entre las ventajas que ofrece este «cerebro» destacan también las medioambientales. Por ejemplo, se pueden reducir los consumos energéticos con la optimización de tareas y ajustarlas de manera precisa a las necesidades. Como consecuencia se ahorran costes en las tareas y mejora la disponibilidad de la planta, puesto que se puede llevar a cabo un mantenimiento predictivo que minimice las paradas por reparaciones, por ejemplo. Además, el sistema disminuye el uso de químicos para los procesos de tratamiento. En cuanto a ahorro energético, depende mucho del diseño de la instalación, de la tipología de tratamiento, de la calidad del agua de entrada, etc., pero sólo a través de un buen análisis de datos y sin ninguna obra en las plantas se verifican ahorros de entre el tres y el 10%.

Otra ventaja de tener todo centralizado es que el uso de la información también está abierta a todos los profesionales de la compañía, que pueden acceder a estos datos para sus operaciones diarias (redacción de proyectos, operación y mantenimiento, análisis de ofertas, desarrollo de negocio...), incluso desde su teléfono móvil.

De momento, el primer paso ha sido la integración de alguna plantas de tratamiento, tanto depuración como desalación. A día se hoy se gestionan varias instalaciones en España y algunas a nivel internacional en Argelia, Qatar o Chile. El siguiente paso es seguir integrando todos los servicios de ciclo integral del agua. Esto último permitirá detectar desde Madrid las fugas de agua de todas las ciudades del mundo en las que la compañía española presta este servicio, al igual que se podrá predecir el consumo, llevar a cabo mantenimiento predictivo de las canalizaciones, etc. Por último, todas las mejoras que se vayan haciendo en cada una de las plantas, a medida que los técnicos del Cecoa lo indiquen, se añadirán a los nuevos diseños de futuras instalaciones.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs