Actualidad

Paso al frente para una moda más sostenible

De las grandes firmas de lujo al low cost, la industria ha decidido emprender un camino que no tiene vuelta atrás: o se respeta el medio ambiente o el futuro es incierto

La moda está decidida a dar un paso más allá en su compromiso con el medio ambiente. Es consciente de ser una de las industrias más contaminantes del planeta y de que el público empieza a demandarle que se involucre de lleno en este terreno. Y poco a poco se van dando pasos en firme. Entre las diseñadoras que encontramos a la cabeza de todo este movimiento figuran Vivienne Westwood y Stella McCartney. La primera lleva años demandando un cambio de paradigma en la moda. Por su parte, la hija del Beatle se ha metido de lleno en la sostenibilidad y en su web se pueden encontrar todos los compromisos que ha adquirido al ser una compañía autodenominada vegetariana. Y no se muestran dispuestas a dar marcha atrás.

Publicidad

Pero no son las únicas referencias del lujo que están firmando un compromiso con el medioambiental. Gucci sorprendió a todo el mundo al rechazar el empleo de pelo en sus creaciones y Chanel ha confirmado que no va a usar pieles exóticas por considerar complicado obtenerlas de forma ética. Hermès, por su parte, desde hace tiempo se dedica al reciclaje de lujo: su línea Petit H confecciona todo tipo de productos únicos con los sobrantes de la fabricación de sus exclusivos productos.

El «low cost» tampoco se ha quedado al margen, consciente sobre todo de la mala publicidad que conlleva no sumarse a este movimiento. H&M presentaba este lunes su colección Conscious, creada con materiales innovadores como el Piñatex (una piel natural elaborada con celulosa), el Bloom (una espuma flexible hecha de algas) y la fibra de naranja (que se obtiene de los restos de naranja y que da un tacto similar a la seda).

Zara, la enseña de Inditex, cuenta con la iniciativa «Join Life», por la que sus prendas cumplen los estándares de sostenibilidad medioambiental. Además, aseguran que el 100% del consumo de energía de sus oficinas y servidores web proviene de renovables. Y estos son solo dos (grandes) ejemplos que dan testimonio de cómo la moda ha decidido dejar de ser «un lastre» para la sostenibilidad del planeta.

S’Cure Eco, de Samsonite

Publicidad

Tanto su exterior, realizado en propileno circular de modelos reciclados por sus consumidores, como su interior, en plástico reciclado de botellas (PET), está pensado para respetar el medio ambiente.

Wado

Publicidad

Se han vendido más de 15.000 modelos de estas zapatillas que han eliminado el cromo en su producción. La firma además ha plantado 30.800 árboles y supervisa la producción de sus modelos para promover laigualdad de género y los salarios justos.

Bolso, Vivienne Westwood

La diseñadora británica es la gran referencia de la moda sostenible. La mujer que inventó el punk sigue siendo la gran revolucionaria del sector y una de las más firmes defensoras del respeto al medio ambiente.

Vaquero, Stella McCartney

Los diseños de la creadora británica se realizan con algodón orgánico, reducen la presencia de metales, apuestan por el nylon y el polyester reciclado y, como marca vegetariana, nunca usan piel, pelo o plumas.

Pantalón, Zara

Publicidad

La empresa gallega también se ha comprometido con el miedo ambiente, no solo en la producción (como este pantalón realizado en Lyocell), sino también en el consumo de energía: por ejemplo, las oficinas de su web solo consumen energía renovable.

Top, de H&M

La firma sueca es una de las pioneras del mass market en comprometerse con el medio ambiente. Su colección conscious da prueba de ello, con materiales como el lino orgánico o Lyocell, una fibra sostenible.

Botas, Dr. Martens

El emblemático modelo de la firma inglesa también se puede encontrar confeccionado en materiales veganos. De hecho, esta línea de productos es una de las de más éxito de la compañía.

Solar Power, de Privata

La mayoría de sus componentes son reciclados o reciclables, pero no solo eso: además, para contrarrestar las emisiones que supone su fabricación, colaboran con la ONG Heroes Too.