• 1

3 consejos para pasarte a la aromaterapia

La Aromaterapia es una disciplina terapéutica que aprovecha las propiedades de los aceites esenciales extraídos de las plantas aromáticas, para restablecer el equilibrio y armonía del cuerpo y de la mente.

  • 3 consejos para pasarte a la aromaterapia

Tiempo de lectura 2 min.

09 de noviembre de 2016. 11:01h

Comentada
9/11/2016

ETIQUETAS

La aromaterapia recurre a ingredientes que forman parte de nuestro día a día pero que en forma de aceites esenciales o vegetales nos ayudan a combatir la ansiedad, mitigan el dolor muscular o nos devuelven la alegría. Antes de recurrir a la aromaterapia toma nota de estos consejos.

ACEITES ESENCIALES VERSUS VEGETALES

Los aceites esenciales son una parte volátil y aromática de la planta y se extraen por destilación al vapor de agua. Por ejemplo, el aceite esencial de lavanda. Los aceites vegetales son grasos y se extraen por expresión de frutos oleaginosos y semillas. Por ejemplo, el aceite de oliva que consumimos. “Aunque son distintos, ambos provienen de fuentes vegetales y ambos se emplean en los tratamientos de aromaterapia”, explica el aromatólogo Enrique Sanz Bascuñana (www.institutoesb.com).

CÓMO UTILIZARLOS

“Lo más importante es que el aceite esencial sea de máxima calidad, puro, sin mezclas ni adulteraciones. La aromaterapia no es una terapia menor de velitas e inciensos, como cualquier oficio precisa de una preparación y estudios mínimos. Ante la duda, mejor diluirlos en aceite vegetal: 2 partes de aceite esencial por cada 100 de aceite vegetal es una proporción muy segura para el uso externo”, añade Sanz Bascuñana.

PRECAUCIONES BÁSICAS

“Que los aceites esenciales nunca toquen los ojos –ni puros ni diluidos, es peligrosísimo–. Si pasa, limpiar inmediatamente con aceite vegetal (oliva, girasol, etc.) en gran cantidad y no con agua”, advierte, y prosigue Sanz Bascuñana: “Usar solo máximas calidades, las calidades inferiores y las adulteraciones suelen dar graves problemas de piel, cada vez más acusadas. No ingerir aceites esenciales si no lo prescribe un médico, la vía interna es la única que puede producir intoxicaciones, envenenamientos o problemas graves. Diluir siempre adecuadamente los aceites irritantes –no todos lo son–. Además, no exponerse al sol si se aplican aceites fotosensibilizantes”. “No hay que creerse las exageraciones, porque no hay nada que lo solucione todo. Los aceites esenciales bien aplicados dan más beneficios de los imaginables. Quien los use debe formarse e informarse siempre con seriedad y rigor”, remarca el experto, quien recomienda contrastar la información.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs